Con la tecnología de Google Traductor

PARÍS 2024

10, febrero 2024 - 6:00

┃ Alvaro Zaldaña/ ENVIADO

Los estafadores cobran de mil dólares por foto Foto_Álvaro Zaldaña

LAS VEGAS.- La “Ciudad del Pecado” es el apodo por el que más se conoce a Las Vegas internacionalmente, pero la sede del Super Bowl LVIII sin problema este podría ser cambiado por el de la “Capital de las Estafas”. En cada esquina de sus calles principales se encuentra una amenaza latente para los turistas que puede terminar en la pérdida de su dinero, en el momento menos esperado.

Te podría interesar: Tacos El Gordo: La gastronomía mexicana que brilla en Las Vegas y cumple el sueño americano

Los métodos son diversos. Por ejemplo, en la famosa calle del Strip donde se encuentran la mayoría de los hoteles y casinos más importantes como el Bellagio o el Caesars Palace, se encuentran personas disfrazadas de diferentes personajes de entretenimiento como princesas de Disney, superhéroes, o similares, que se acercan inicialmente muy amables para ofrecer una foto. Pero el problema llega cuando después de realizar el retrato piden una propina para “ayudarlos”, y cualquier monto por debajo de los 100 dólares les causará cierta molestia.

Personajes ‘amigables’ son el gancho perfecto / Foto: Álvaro Zaldaña | ENVIADO

Si se le niega darle el dinero que exigen, entonces suelen llegar todos los que trabajan de la misma manera para, de cierta forma, tratar de intimidar al turista hasta que este ceda. De igual forma operan quienes aseguran ser “sacerdotes” de ciertas instituciones que recolectan firmas para un bien social, pero al terminar exigen efectivo.

LAS VEGAS EN TODO SU ESPLENDOR

Una situación similar es con algunas mujeres que lucen con poca ropa e intentan “seducir” a hombres, sobre todo los que son de una edad mayor o demasiado jóvenes. Tampoco están exentas de ser hostiles pero lo utilizan de último recurso.

Donde estos ejemplos alcanzan un nivel casi extremo es en el Fremont street o también conocida como las Viejas Vegas, es decir, la zona inicial donde se quedaron los casinos y hoteles tradicionales. Se trata de un pasillo principal muy ancho envuelto por luces, restaurantes, lugares de juego y hasta una pantalla de leds en el techo.

Personajes ‘amigables’ son el gancho perfecto / Foto: Álvaro Zaldaña | ENVIADO

A lo largo de este lugar, las estafas están a la orden del día. Las mujeres antes mencionadas aquí se encuentran prácticamente desnudas sin importar el frío que pueda hacer, y también realizan movimientos más gráficos aunque hayan menores de edad en el cruce.

Si la elección de la estafa son los juegos de adivinación, estos también están disponibles. Personas con los típicos juegos de la pelota en tres cilindros, cartas, números y hasta quienes dicen ser invencibles en ajedrez. Por supuesto, no faltan los que prometen un show espectacular de baile por una buena propina y terminan por ser casi una burla.

EL SUPER BOWL LVIII HA SIDO LA EXCUSA PERFECTA

Otro tipo de estafa la realizan los vendedores de tiempos compartidos. Se acercan sobretodo a parejas y les ofrecen noches gratis en parques de entretenimiento, cenas y bebidas al por mayor, dinero para apostar en casinos y más. Realmente sí dan lo que proponen, pero después igualmente buscan intimidar con la renta del inmueble.

Finalmente, algunas estafas que también llaman la atención es la del hotel Venecia que, justamente en alusión a la ciudad italiana, tiene un canal donde transitan góndolas. Pero el precio de pagar 150 dólares por 8 minutos es una burla.

Así como el Venecia, hoteles como el MGM Grand, Trump, Paris, New York New York y otros, cuentan con un refrigerador en las habitaciones de huéspedes. El mismo está lleno de bebidas, pero muchos no dicen o tratan de esconder la información, de que las botellas están monitoreadas por un escáner Si el sistema detecta que la bebida se movió por más de 30 segundos entonces se cobra directamente a la tarjeta almacenada del cliente. Los precios van desde 12 dólares por una botella de 500 ml de agua, hasta los 95 por una cerveza mexicana.