Con la tecnología de Google Traductor

Mira

23, febrero 2024 - 17:05

┃ Yael Rueda

El brasileño recalcó su cariño hacia México / Fotos: Luis Garduño

Hace casi una década Diego Lopes llegó a México para cumplir un sueño, pero hoy él es quien ayuda a las nuevas estrellas del deporte mexicano. Su campamento en Puebla sirve como un semillero para los jóvenes que quieren triunfar en las artes marciales mixtas, ese trabajo le ha valido para que el público lo reconozca como un compatriota.

Tal vez te interese: Lazy Boy, el capitalino que vendía gelatinas en camiones y ahora debutará en UFC

El peleador destacó que viene de un barrio bravo de Brasil y recordó un consejo que dio su amigo Kelvin Gastelum durante la conferencia de prensa: “rodearte de gente que te quiera”.

Sobre la posibilidad de pelear en México, aceptó que le ofrecieron hacerlo, sin embargo, ya tenía la mente puesta en el siguiente evento numerado de la compañía que se celebrará el 13 de abril.

“Sí me ofrecieron pelear en México, pero no se pudo concretar. Se dio la oportunidad en UFC 300 y esa es la oportunidad que yo necesito. Pelear en Brasil también sería algo increíble”, destacó.

EL MEXICANO POR ADOPCIÓN QUE QUIERE SER CAMPEÓN

Diego Lopes se siente mexicano y el público le recuerda cada que toma la palabra que ya es un representante de las MMA tricolores.

“Ahí está la respuesta. Definitivamente, era el plan que yo peleara aquí, pero no se dio. Llegué en 2015. Hemos sido parte importante de una parte de la carrera de algunos peleadores mexicanos”, explicó.

Sobre su pelea soñada, expresó que ahora mismo sería ante Ilia Topuria, pues es el campeón de peso pluma.

Mi pelea soñada es pelear por el título, independientemente de quién sea el campeón. Ahorita es Ilia Topuria y trabajo para llegar ahí”, cerró.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí