Con la tecnología de Google Traductor

9, junio 2023 - 6:03

┃ Álvaro Zaldaña

Guardiola dio sus primeros pasos como estratega en Dorados. FOTOS AFP Y MEXSPORT

Aunque solamente jugó 10 partidos en la Liga MX, Pep Guardiola dejó huella en el estado de Sinaloa durante el 2006 con los Dorados de Culiacán y, según apuntó Christian Patiño, compañero del español durante esa temporada, fue desde ese momento que ya se comenzaba a vislumbrar su interés por convertirse en lo que es hoy en día: el mejor entrenador del mundo.

TE RECOMENDAMOS: ¿Cómo era el mundo la vez que Pep Guardiola ganó el triplete?

“Fue una época que al final a él le hubiera gustado trascender de otras maneras, no como un jugador, sino como entrenador. Indicaba a Juan Manuel Lillo la parte de modificaciones, de cómo jugar, de qué hacer, de qué no hacer, inclusive estando en la banca, él lo orientaba, dirigía y todo eso. Yo pienso de aquí fue donde se hizo en los peninos de lo que es ahora”, comentó en entrevista con ESTO.

Y es que tanto Guardiola como el entrenador Juan Manuel Lillo tenían una idea clara de juego, que hasta hoy en día se mantiene como el estilo que muchos quieren lograr, pero que no resultó como se esperaba en el futbol mexicano: la posesión. 

“La movilidad, esa trabajaba mucho, la parte de posesión de balón, la recuperación adelante, en líneas contrarias y la parte de no perder la pelota, de tocar mucho de un lado para otro, la de que, si no avanzabas por un lado, no importa, trabaja por el otro. La manejaba mucho él, tan así que Juan Manuel agarraba la pelota y él trabajaba en la circulación de la misma. Era nuestro estilo”, apuntó. 

PEP GUARDIOLA SIEMPRE FUE HUMIILDE EN DORAROS

Aunque eso sí, Patiño recuerda que Pep “se molestaba mucho cuando se perdía la pelota”, aunque fuera de eso, el hoy director técnico del Manchester City que buscará levantar la Champions League el próximo sábado, siempre fue uno más del grupo.  

“Como persona, la verdad, diez puntos. Siempre estuvo tratando de integrar al grupo y él se metió rápido, nunca dijo ‘soy Guardiola del Barcelona’ o ‘vengo de ser un referente mundial’, no, al final llegó, se puso el overol, y a trabajar con el equipo. siempre estuvo aportando, siempre hablaba mucho con los chavos. No le costó adaptarse”, detalló al Diario de los Deportistas.

Esa misma sensación de ser “un refuerzo más”, también fue aceptada como tal en el grupo, pues ‘no hubo nada de ‘viene Guardiola, hay que hacer esto, vamos a hacer lo otro’. En muchas partes hay muchos equipos, hay grupos extranjeros, grupos de mexicanos, ese tipo de cosas, pero no aquí. Sabemos que en el futbol hay jerarquías que se respetan pero nunca se relegó del grupo, al contrario,fue bien aceptado por el grupo”. 

Sí, en su momento Guardiola lo ganó todo con Barcelona pero hasta su llegada a Dorados habían pasado ya sus mejores años. Tras salir del cuadro blaugrana en 2001 tuvo un paso sin pena ni gloria por Italia con el Brescia y Roma, después dos años con el Al-Ahli de Qatar y, luego de seis meses inactivo llegó a Dorados

GUARDIOLA CON DORADOS

  • 10 partidos
  • 1 gol
  • 3 tarjetas amarillas
  • 793 minutos disputados

Tanto Patiño como Guardiola formaron una relación mientras ambos se rehabilitaban de una lesión en la rodilla, con un kinesiólogo que Pep llevó desde España antes de que pudiera demostrar, aún sin estar al 100 por ciento, su calidad en el medio campo.

“Trabajaba en la transición de balón a favor del equipo, dónde él hacía la movilidad y creaba esa parte de no perder la pelota, de tener la posesión, de la transacción de un lado a otro. Él y Lillo trabajaban mucho esa parte de manejar la bola en la cancha del rival, para poder tener rápido la recuperación y no tener que regresar a la zona defensiva” agregó Patiño.

TE PUEDE INTERESAR: Xavi, el alumno que quiere superar al maestro Pep Guardiola

GUARDIOLA FUE DESAPROVECHADO EN MÉXICO

Como ya se mencionó, Pep solamente participó 793 minutos durante 10 partidos en el Clausura 2006, donde pudo anotar un tanto a los extintos Jaguares de Chiapas antes de retirarse del futbol profesional al final del torneo.

Sin embargo, para Christian Patiño su paso en México fue desaprovechado al no tener una explosión como, por ejemplo, en su momento fue la de Ronaldinho al Querétaro.

No se supo aprovechar que llegaba un referente del Barcelona, el 8 que hizo historia. Tal vez pudo ser de otra manera, por ejemplo, cuando vino Ronaldinho explotó todo, lo trabajaron, le metieron publicidad, redes sociales, todo eso que a lo mejor en su momento no estábamos a la par de lo que es ahora”, explicó. 

Los dirigentes del futbol nacional tenían en sus manos a una joya que, tal vez, pudo construir las bases para llevar a la Liga MX a un nivel superior, tanto en mercadotecnia, turismo y claro, en conocimientos técnicos. Pero no fue así.

“Tal vez con toda la tecnología de ahora sí hubiera quedado como un referente del futbol mexicano, del estado de Sinaloa, porque todo mundo sabe lo que pasa del otro lado del mundo en las redes. Se conoce y se explota rápido la noticia, también para que se quedara a entrenar acá, que le sacaran sus conocimientos del futbol, pero son épocas diferentes”, sentenció.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace