Con la tecnología de Google Traductor

13, diciembre 2022 - 16:58

┃ Luis García Olivo /ENVIADO

¡Estadio Albiceleste! Argentina dominó el partido en la cancha y en la grada. | Foto: Erick Estrella ESTO

Al Daayen.-Tras el silbatazo del juez central Daniel Orsato, todo se convirtió en festejo, risas, abrazos, satisfacciones y agradecimientos a D10S, el primer objetivo lo cumplieron: llegaron a la gran final de la Copa del Mundo de Qatar 2022.

Te recomendamos: ¡Messi y Argentina están en la final! Croacia no fue rival en el Lusail

Argentina no quiere despertar y por ello celebraron con su gente por espacio de casi diez minutos, tiempo que se convirtió en una eternidad con cada uno de los integrantes de la porra pampera que ocupó gran parte de la cabecera norte del estadio Lusail.

El romance entre afición y equipo es uno. Los argentinos tomaron el estadio para celebrar a lo grande como si se tratar de un ‘Deja Vu’ tras lo ocurrido en la Arena de Corinthians en 2014 cuando vencieron a Holanda y caminaron hacia la gran final en donde ahí se citaron contra Alemania, la conclusión fue otra, pero Argentina celebró como en aquella tarde de Sao Paulo.

Después de ingresar a la final en aquel 2014, las playas de Ipanema, Leblon y Copacabana fueron un total desfile de argentinos que celebraron día y noche durante varios días, desde auto cruzaron las fronteras y llegaron a la ciudad carioca, tomaron el Sambódromo de Río, se encomendaron al monumental Cristo de Corcovado, pero el final no fue el esperado, Alemania se llevó la Copa del Mundo, pero sí celebraron, días antes, por su acceso al gran duelo en el estadio Maracaná.

Esa estampa se repitió, Messi volvió a aparecer en los festejos, pero ahora en Qatar, todos sus compañeros lo abrazaron, le dedicaron el triunfo y saben que con él podrán ser campeones. Scaloni lo abrazó como si se tratara de su su retiño, Gabriel Milito se puso de rodillas sobe él y todo el mundo lo veneraba.

En el otro extremo de la cancha, la tristeza era color rojo y blanco, los croatas buscaron consolar al último bastión, a la última joya de su equipo y de una generación que le dio muchas satisfacciones al cuadro balcánico. Modric se iba entre lágrimas al igual que Neymar y Cristiano.

Tal vez te interese: ¡Lionel Messi superó a Batistuta! El 10 ya es el máximo goleador de Argentina en Mundiales

Messi, incluso, se despidió de él con un fuerte abrazo y beso en la mejilla, le dedicó palabras de aliento, lo abrazo tan fuerte que el croata agradeció el gesto. Zlato tambiél le agradeció al volante por todo lo dado dentro y fuera de la cancha.

El ruido de festejo era más que el adiós de Croacia, Argentina hizo suyo el Lusail con la espera de festejar aquí su anhelado título que persigue desde 1986. Argentina ya ganó y cumplió en semifinal, le falta la cereza del pastel.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace