Con la tecnología de Google Traductor

5, diciembre 2022 - 11:45

┃ Luis García Olivo /ENVIADO

Croacia venció a Japon en los penales

Al Wakrah.-La experiencia y el colmillo salieron a flote y en beneficio de la subcampeona Croacia que después de noventa minutos y treinta de tiempo extra, el portero Dominik Livakovic se reservó su mejor momento para ser pilar indiscutible y atajar tres sendos disparos nipones con el que los ajedrecistas avanzaron a los cuartos de final tras vencer 1-3 a Japón desde los once pasos en Qatar 2022.

Te recomendamos: “Si nos desconcentramos nos vamos a casa”, Pedri previo al Marruecos vs España

Mario Pasalic fue ligeramente el complemento de Livakovic para anotar el gol definitivo con el que los croatas siguen con vida en Qatar 2022, luego de un empate 1-1 en tiempo regular y que se definió desde la tanda de penaltis, el primero que llega a estas instancias.

Croacia no la tuvo nada fácil en el terreno de juego como sí pareció desde el manchón penal, Japón acusó novatez en los momentos más importantes, pese a su futbol organizado y su rica mentalidad ganadora, pero aún no son contendientes para un rival europeo. 

Rápidos y sin perder el tiempo iniciaron las hostilidades en busca del pase a los cuartos de final. El subcampeón no la iba a tener fácil ante el orden y propuesta nipona que presentó el 3-4-3, una técnica balanceada en busca del arco rival; en tanto que los ajedrecistas no especularon y se casaron con el planteamiento del 4-3-3. 

No obstante, el partido tendría las verdaderas emociones hasta el cierre del primer tiempo y el inicio del complemento, pero eso no quiso decir que las dos escuadras no lo buscarán en cada uno de los minutos, precisamente fue Perisic el primero en merodear la cabaña nipona con disparo lateral que sorprendió a la línea defensiva. 

Las fuerzas se nivelaron y bajo los pies de Daizen Maeda también ponían en predicamentos al portero Livakovic. Los carrileros de Japón iban y venían, corrían sin descanso alguno y eran difíciles de detener.  

Croacia no la pasaba tan bien en la cancha, lucieron fatigados y sin poder encontrar camino en la contienda, pero afanados en remediar la situación, adelantaron filas y pulieron sus mejores armas, entre ellas el disparo de larga distancia.  

El peligro de los sumarais finalmente se vio reflejado en el marcador cuando después de un tiro de esquina el propio Maeda aprovechó una pelota que quedó en los linderos para concretar su ligera ventaja en la cancha 

Ivan Perisic fue el primero en intentarlo desde lejos y enseguida el propio jugador del Tottenham se levantó varios metros luego de un centro largo para igualar las condiciones y complicar la serie contra Japón, el duelo estaba igualado.  

Croacia insistió y acorraló por varios minutos a los asiáticos, quienes quedaron sedados por el gol de Perisic. Luka Modric disparó lejano y el portero Suichi Gonda sacó sus mejores reflejos para negar el gol del jugador de Real Madrid. Croacia se hizo de las riendas del juego. 

Aunque duró poco ese apoderamiento, pues el juego se desarrolló en gran parte del mediocampo durante los siguientes minutos, las fuerzas se nivelaron, el juego se cerró y hubo muy pocas creaciones de gol con la espera de resolver el pase en los tiempos extra. Croacia jugaba al límite, Zlatko Dalic realizó sus modificaciones al igual que el cuadro del sol naciente, pero la subcampeona debía apretar más en su andar si quiera defender ese mote al que llegó en Rusia. 

De poco sirvieron los cuatro cambios que hizo Japón en el complemento con el ingreso de Mitoma, Minamimo, Asano y Sakai su energía no les alcanzaba, pero deseaban que esa misma explotará en los tiempos extra.  

Arrancaron los treinta minutos del tiempo extra, nuevamente arrancaron cuidadosos y solamente una pelota de Japón fuera del área por parte de Sakai era atajado por Livakovic. Luka Modric, el cerebro y motor de los europeos ya no podía en el terreno de juego, su inagotable esfuerzo no daba para más, salía de cambio y el respetable se ponía de pie para despedirlo como se merecía. El capitán dejaba su lugar entre ovación y cansancio. 

Tiempo después Perisic también dejaba la cancha, el esfuerzo era mayúsculo entre el calor, humedad y esfuerzo, en tanto que los japoneses daban la impresión de seguir como si nada. Las emociones las llevaron al extremo, pues el recién ingresado Lavro Majer no le pudo dar dirección de gol al último disparo durante los 120 minutos. El duelo se iba a resolver desde los penaltis, el primer duelo de la Copa en definirse en el manchón penal. Ahí, la experiencia y la altura del meta Livakovic fue fundamental al atajar tres disparos y Mario Pasalic se encargó de anidar el gol definitivo con el que Croacia avanzó a los cuartos de final. 

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

  🔊Escucha nuestro podcast🔊
Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí