Con la tecnología de Google Traductor

1, diciembre 2022 - 16:24

┃ Guillermo Abogado González

Confía en que las cosas mejoren en la Liga MX. Foto: Mexsport

El exdirectivo Emilio Maurer es consciente que hay muchos males dentro del futbol mexicano, que son el fiel reflejo del Tricolor, que fracasó en Qatar 2022, pero de todo lo negativo resaltó que la multipropiedad no es del todo mala, pues permite cierta estabilidad en los clubes de la Liga MX, aunque a su parecer también es bueno que haya empresarios que quieran demostrar su amor al futbol.

TE GUSTARÍA: De Qatar 2022 al ‘MoleTour’ 2023: el tricolor ya tiene su primer amistoso del año

“La multipropiedad, aunque está prohibido por FIFA no la veo tan mal y le voy a decir por qué. Entrar al futbol mexicano es el club de Toby y no a cualquier empresario lo dejan, definitivamente un empresario que venga con dinero y sobre todo con voluntad de hacer las cosas y que realmente quiera que las cosas funcionen entonces a los actuales magnates que manejan el futbol no les convienen”.

Abundó: “Pero entonces de que estén los equipos sin dinero, que no puedan tener jugadores, que no puedan hacer buenos contratos, entonces la multipropiedad es lo menos malo dentro de todo lo malo que hay”, no obstante, reconoció que “la multipropiedad no debería de ser, deberían de abrir puertas para empresarios decentes que quieran al futbol mexicano y que aparte de que quieran ganar dinero, que es muy lícito, quieran al futbol mexicano y que no le tengan miedo a Televisa y a TV Azteca”.

Recordó que hay dos clases de mexicanos, los que viven del futbol y los que viven para el futbol y para los segundos la eliminación del Tricolor en la Copa del Mundo Qatar 2022 “fue un golpe duro, una tristeza, una bofetada” y ojalá este fracaso sea un antes y después dentro del futbol mexicano, que se diga que “valió la pena”.

En otro orden de ideas, el otrora presidente del Puebla, Emilio Maurer, recordó una frase que dejó el fallecido extécnico y exfutbolista Tomás Boy, de que los jugadores mexicanos nada más viven en Europa, pero no juegan en Europa, algo que sin lugar a duda también afecta a la selección ya que los jugadores mexicanos no tienen la continuidad deseada en el viejo continente, aunado a que los propios clubes mexicanos muchas veces les cierran las puertas o no los dejan ir en el momento adecuado.

“Les ponen unos precios exorbitantes que nadie los paga. Como decía Tomás Boy, que en paz descanse, sí tenemos muchos jugadores mexicanos viviendo en Europa, pero no jugando en Europa. Nuestros jugadores se tienen que ir maduros, que desgraciadamente nuestros jugadores maduran más tarde y juegan muy poco en Europa”.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí