Con la tecnología de Google Traductor

Tommy al bat. Tomás Morales

Itzel Ubiarco

30, septiembre 2014 - 10:20

30 septiembre 2014. Tomás Morales

PREMIO MERECIDO A MIGUEL OJEDA MIGUEL Ojeda fue anunciado como Manager del Año en la Liga Mexicana 2014 venciendo en la votación a Joe Álvarez que llevó a los Pericos de Puebla a la serie final al entrar de manager de reemplazo. Ojeda recogió tantos éxitos en la campaña pasada que hubiera sido injusto el que no ganara la presea de mejor timonel ya que para comenzar tuvo un equipo en que su lema fue el de “únete a la renovación”, con varios jóvenes incrustados en el roster del equipo capitalino y lo que algunos pensaron que sería un año de transición, el manager pudo hacer que la sangre joven contribuyera de manera decisiva a tener un equipo que fue Súper Líder y con amplia ventaja al momento de terminar el calendario de la liga. O sea que Miguel Ojeda estuvo tan bien en el rol de la campaña como en los play offs donde fue campeón y tengo entendido que las votaciones se toman antes de los juegos de postemporada al estilo Ligas Mayores. Como la Liga Mexicana es una temporada menos larga que las Grandes Ligas siempre he pensado que se debería elegir al Manager del Año después de la serie final ya que por ello se han cometido injusticias como la de Orlando Sánchez que ganó dos títulos seguidos con Saltillo y nunca fue elegido el mejor timonel del año. Ojeda tuvo que superar algunas carencias que llegó a tener como la escasez en su cuerpo de abridores, llegando a ser, en un momento dado, un equipo de un solo lanzador confiable, el zurdo Arturo López. Todo lo demás era un albur hasta que decidió hacer aquel cambio tan importante de quitar a Marco Antonio Duarte del bull pen para ponerlo como abridor, aportando entonces muy buenas salidas como inicialista y de esa manera ayudar mucho en ese departamento. Igualmente le dio oportunidad a todos los novatos que habían llegado y ya después, adentrado en la campaña, eligió a los que se quedaban como titulares. Lo más genial de Ojeda vino en los play offs que a fin de cuenta son los que deciden el campeonato y por eso pienso que la votación debería ser llevada hasta que termine el torneo. En el primer juego de la final en Puebla, Ojeda se metió en el libro de oro de la estrategia cuando ganando 4-2 y con corredores en segunda y primera, quitó al campeón jonronero, John Lindsey, por Alex Ortiz ya que su deseo era buscar una carrera de seguridad con un toque de sacrificio, lo cual le salió a pedir de boca al lograrse la planchita y anotar una carrera más de un juego que terminó 5-3. Eso sí que es estrategia inesperada y de alta escuela.