Con la tecnología de Google Traductor

Tommy al bat. Tomás Morales

ESTO

18, marzo 2016 - 11:36

18 de marzo de 2016. Tomás Morales

TOMMY AL BAT

PUIG QUEDÓ SIN CASTIGO

LA oficina del Comisionado llegó al final de la investigación del problema que tuvo Yasiel Puig en una discoteca de Miami y el fallo es que el cubano sensación de su primer temporada en las Mayores no tiene ningún castigo a diferencia del también cubano Aroldis Chapman, de los Yanquis, al que le impusieron 30 juegos de suspensión al inicio de la campaña. Ello motivará que la directiva y los aficionados al famoso equipo de Nueva York piensen que el Comisionado y su “verdugo” Joe Torre han sido injustos. Posiblemente hablarán  con la oficina del Comisionado para que le rebajen la suspensión a Chapman o la anulen. O todos rabones o todos con coludos.

El problema de Puig fue una fuerte discusión con su hermana en la que hubo jaloneos y a la vista de varios testigos, igualmente los golpes recibidos por Puig del encargado de poner orden en el lugar. El asunto de Chapman fue familiar, en su casa, con su novia, en que para desquitar el coraje que llevaba dentro el pitcher de las 100 millas terminó tirando unos balazos en el garaje y donde solamente estaba el zurdo.

Se pasaron varias semanas diciendo en la oficina del Comisionado que ya estaba por salir el castigo para Puig que al final nunca llegó, limpio como el pétalo de una rosa. El castigo a Chapman luce excesivo a todas luces y es para pensar que Joe Torre favoreció al Dodgers que fue su último equipo en manejar y perjudicó a los Yanquis que dejó por problemas con la directiva en la firma de su nuevo contrato. Ni Chapman ni los Yanquis apelaron la sentencia y es hora que el Comisionado rebaje la suspensión para que no sigan las murmuraciones.

Por cierto que el miércoles, cuando se dio a conocer que no había castigo, el cubano lo festejó dando su primer jonrón de este año en la Liga del Cactus. Se ha hablado bastante que Puig ha lucido diferente al de antes, ya que ahora está trabajando más intensamente en los entrenamientos y desde antes de comenzar prometió que no iba a llegar tarde a ninguna de las prácticas.

Yasiel debe cumplir su promesa ya que es un año definitivo en su carrera y ya  tiene que enseñar las grandes facultades que demostró al llegar a Ligas Mayores por recomendación de Mike Brito. En esos primeros meses lució como un gran estrella en la ofensiva y en la defensa pero para el 2015 dejó un mal sabor de boca cuando se ponchó demasiado para dar a entender que no podía manejar el pitcheo de las Grandes Ligas.

En 2013 cuando llegó bateó .319 con 19 jonrones y 42 empujadas aunque con 94 ponches. En el 2014 se ponchó 124 veces  mientras en el 2015 perdió bastantes juegos por lesiones y bateó .255 con 11 cuadrangulares. Por cierto fue en el Foro Sol donde puso su exhibición ante buscadores de las Liga y Mike Brito fue el que se lo llevó para los Dodgers. Por las primeras semanas estuvo bateando sobre los .400 y mostrando un potente brazo al estilo Clemente. Su fama inicial lo hizo perder el piso dentro y fuera del parque pero escapó limpio del último incidente.