Con la tecnología de Google Traductor

Tommy al bat. Tomás Morales
titulo-foto

ESTO

15, junio 2016 - 9:12

Tomás Morales

TOMMY AL BAT

MIENTRAS el que fuera pitcher de los Diablos Rojos, el zurdo Julio Urías, se instaló como abridor de los Dodgers de Los Ángeles, el también mexicano Luis Heredia lo tienen los Piratas de Pittsburgh en una clase fuerte: la Liga de la Florida, donde lo están desarrollando como relevista cerrador. Salvó ya seis juegos en la temporada y tiene registro de 3-0 con un microscópico promedio en carreras limpias de 0.68. Estuvo presente en 20 partidos y el reporte dice que mejoró en un 100% del año anterior.

Originalmente firmó con los Piratas en tres millones de dólares, cifra histórica para un jugador mexicano. Las lesiones atrasaron su avance en la ruta hacia Ligas Mayores, pero ahora está sano colocando muy buenos números con el equipo de Bradenton en la Liga de Florida, que es considerada la más fuerte de clase A.

También se puede entrar a la gran carpa por la puerta de atrás, como cerradores, y ya estamos viendo desde hace dos temporadas lo que el muy buen cerrador Roberto Osuna con los Azulejos hizo desde el año pasado. El ex Diablo Rojo se ganó el puesto tan importante de cerrador salvando 20 juegos y este año va a mejorar bastante esa marca. No llegamos a la mitad de la campaña y ya lleva 13 salvados. Anteriormente, tuvimos cerradores en Ligas Mayores tan importantes como Joakim Soria, que salvó 43 juegos en un año y Aurelio López, que era relevista cuando tiraban varias entradas y no solamente eran lanzadores de novena entrada.

Es lo que siempre sostuvo Rich Gossage para considerar a los relevistas de antes que podían ser llamados desde la sexta o séptima entrada, ellos terminaban el juego. Les exigían más trabajo y es obvio que tenemos menos partidos salvados que los actuales. En el caso de Mariano Rivera, el manager Joe Torre le pidió dos entradas varias veces en juegos que eran de suma importancia.
Ser un pitcher de noveno inning significa que tiene que pasar sentado ocho entradas viendo el juego como si fuera un aficionado más o para platicar con los compañeros de la banca lejana. Los bateadores contrarios están clasificados en los charts de los buscadores sobre los pitcheos que le gusta y le hacen daño. Además, el cátcher va a pedir los pitcheos que quiere el manager o el instructor de lanzadores. Esperemos que Luis Heredia avance pronto al zurdo Julio Urías.

Tenemos el grupo de relevistas situacionales zurdos puede pasar mucho tiempo en la gran carpa, y aunque son héroes olvidados porque la gloria y la fama, se la lleva el cerrador que salva los juegos. Ricardo Rincón fue por muchos años cotizado en y su importancia se revela en la muy buena película “Money Ball”, en que el gerente de los Atléticos mueve muchas piezas para finamente obtenerlo.
Oliver Pérez fue convertido en cerrador por Houston Jiménez un invierno y gracias a ello permanece en las Mayores con un equipo tan fuerte como los líderes Nacionales.