Con la tecnología de Google Traductor

ESTO...cadas. Don Volapié

María Vega

30, agosto 2014 - 11:03

30 agosto 2014. Don Volapié

EN BUEN SITIO: A pesar de que los alternantes anunciados para mañana en la Plaza México no son gran imán de taquilla sí tiene atractivos y pueden dar una agradable sorpresa pues tienen el vivo deseo de compensarle al público lo que le deben al no haber triunfado en sus actuaciones anteriores. Nos referimos al zacatecano Édgar Badillo y al aguascalentense Diego Emilio. No así a Luis Miguel Cuéllar que hará su presentación en la capital y viene entusiasmado por torear en el gran escenario. Los novilleros citados han mostrado sus armas, tienen cualidades para alcanzar el triunfo, y estamos seguros que no tienen que redoblar esfuerzos para salir airosos. Badillo viene como triunfador de Zacatecas y Diego Emilio viene con el deseo de comerse al mundo. Cuéllar ha manifestado que hará todo lo posible por cortar orejas y salir por la puerta del encierro, pero del dicho al hecho hay un gran trecho, mejor nos esperamos. Lo que sí necesitan es triunfar para levantar los festejos en la México, ya que en los de selección han desaprovechado la oportunidad que se les ha brindado. El que se salvó de la quema fue Ángel Giovanni “Platerito” que sacó a relucir el ímpetu juvenil que a los otros alternantes les faltó. El que está que no le calienta ni el sol es el capitalino Antonio Mendoza porque se le fue vivo a los corrales un novillo el pasado domingo en Guadalajara. Él ha reconocido que no encuentra el tranquillo para despeñar a los astados, pero no escatimará esfuerzos para lograr dominar la suerte suprema que por sus fallas con la espada no ha redondeado sus magníficas actuaciones, tanto en la Plaza México como en el Nuevo Progreso de Guadalajara. Los públicos lo han entendido bien, porque su forma de expresar su toreo ha calado fuerte en los tendidos, pero pensamos que no durará toda la vida esa situación. Sobre todo que tiene compromisos muy importantes que cumplir como esas dos confrontaciones con Diego Sánchez y Gonzalo Caballero, quienes se le pueden ir por delante en la carrera. En cambio quienes vienen con la espada desenvainada son Juan Pablo Llaguno y Diego Sánchez, quienes vienen cortando orejas y se van colocando en un sitio especial dentro de la torería. Dos novilleros que pueden dar mucho de qué hablar. Esperamos que cada quien a su aire y a sus deseos escalen peldaños y que se afinen en las ESTO..cadas.