Con la tecnología de Google Traductor

Mi verdad. Diego Mercado

María Vega

27, septiembre 2014 - 10:11

27 septiembre 2014. Diego Mercado

ES MÁS SALUDABLE
PREVENIR QUE LAMENTAR
UN club de futbol está integrado por tres grandes fuerzas: la Directiva, la Técnica y la de los Jugadores. Es como un triángulo en el que en cada lado está cada una de esas fuerzas. Cuando se rompe alguno de esos lados, el triángulo se desbarata, en las Chivas no nada más está roto uno de esos lados, están rotos los tres, por eso el equipo está COMPLETAMENTE desbaratado, roto y dado a la desgracia porque no se vislumbra que se vaya a componer. No se nota que haya buena relación ni de Directiva con Técnicos y Jugadores, ni del cuerpo técnico entre ellos mismos ni con los demás. Lo más probable es que el técnico no esté recibiendo una verdadera y real ayuda de sus auxiliares, asesores y colaboradores para determinar correctamente como debe manejar y dirigir a su equipo, no se nota orden ni organización ni capacidad en lo que están realizando porque hay varios de los muchachos que contando con buenos atributos técnicos no saben qué, ni cómo, realizar sus acciones en el campo de juego, y como normalmente sucede, al que despiden es al entrenador, deberían despedir y cambiar también a otros elementos que ameritan ser cambiados. Aunque el dueño de Chivas está muy contento de que se le llenó el Estadio con los precios elevados dejándole estupendas ganancias económicas, ya debe estar desesperado y sin saber que hacer porque lo más importante ahorita no es nada más llenarse de dinero sino también llenarse de puntos para que califiquen y dejar de estar en los últimos lugares con el peligro del descenso.
Yo me atrevo a sugerirle al Sr. JORGE VERGARA que ahorita no haga caso de las críticas, de los insultos, de todas las majaderías que recibe y que pida un sillón muy cómodo para sentarse a estudiar y analizar con mucha profundidad lo que está pasando en su club y SEPA, sí, SEPA, establecer soluciones para poner un buen remedio A TIEMPO, limpiando la “pelusa”, o sea, el polvo y la suciedad antes de que sucedan mayores desgracias, porque a todos se les ve desconfiados, y la desconfianza es un desorden que casi siempre produce conflictos emocionales en el individuo llevándolo a cometer errores en lo que está haciendo.

APLAUSOS Y CUCHUFLETAS
PARA LOS PUMAS
Aplausos por sus 60 años de vida en la Primera División y cuchufletas por no haber invitado a la Sra. ELVIRA viuda de OCTAVIO VIAL qepd, el técnico que los llevó a la Primera División, para brindarle públicamente un merecido reconocimiento.
ANÉCDOTA.- Como anécdota, OCTAVIO VIAL me ganó el ascenso, dirigiendo yo al Club POZA RICA, el último partido lo ganó de local y yo lo perdí de visitante, pero unos días antes de esos juegos como teníamos una gran amistad, lo invité a ser padrino de uno de mis hijos, RAÚL OCTAVIO, un gran acierto de mi parte porque tuvo tan buena mano de padrino mi queridísimo compadre, que mi hijo es actualmente un brillante Doctor Cirujano Dentista y además un EXTRAORDINARIO, sí así con mayúsculas, un EXTRAORDINARIO HIJO, y los que quieran corroborar esto, comuníquense conmigo para explicarles porqué lo considero así. Bueno, pues por ese compadrazgo, algunos negativos periodistas de Poza Rica publicaron que yo me había vendido y por eso nos habían ganado el ascenso. Así es que de acuerdo con esta gran mentira, los Pumas también a mí me deben el estar en la Primera División.
Como siempre les digo a los que estén de acuerdo conmigo, que DIOS LOS BENDIGA y a los que no estén de acuerdo, pues que también reciban SU bendición.
Mi correo: diegomercadomarin@yahoo.com.mx