Con la tecnología de Google Traductor

Tommy al bat. Tomás Morales

Itzel Ubiarco

23, octubre 2014 - 8:45

23 octubre 2014. Tomás Morales

EL GOZO AL POZO
DESPUÉS que los Reales de Kansas City cautivaron al mundo del Beisbol ganando ocho juegos en forma dramática durante los play offs los Gigantes de San Francisco los bajaron, y muy pronto, de la nube donde andaban para regresarlos al mundo de los seres humanos que a veces estamos bien y a veces mal. El desbordante entusiasmo de los aficionados de Kansas City no tuvo ni siquiera un momento de emociones ya que desde la primera entrada le anotaron tres carreras a su brazo estelar, James Shields, y con el zurdo Madison Bumgarner en la lomita de los Gigantes eso era más que suficiente.
Finalmente tuvimos un juego sin emoción en esta postemporada y se convirtió en uno de bostezo a menos que usted sea completo admirador de las obras de arte que es lo que hizo el zurdo Bumgarner, quien se ha convertido en el mejor pitcher del momento en Grandes Ligas y que por alguna razón lanza mejor en jira, donde es invencible, que en su parque de la bahía.
De repente, comenzando el juego, los Reales perdieron la magia que tuvieron en ocho juegos. Se acabaron las grandes atrapadas, el muy buen pitcheo, el bateo oportuno, la velocidad que enloqueció a sus aficionados. Todo se juntó en este partido para decir adiós a la magia de los ocho juegos anteriores. Esperemos que recuperen el toque ganador para que sea una Serie Mundial muy peleada ya que en el juego inaugural me hizo recordar la barrida que sufrieron los Indios de Cleveland que venían de una temporada record de 111 victorias en 1954 y cuando perdieron el primero les ganaron los Gigantes los otros tres.
Reales estaba tratando de ser el primer equipo en la historia de Ligas Mayores en ganar la postemporada invictos, pero se quedaron a cuatro triunfos de lograr esa marca. Igualmente se quedaron a un triunfo de empatar la marca que tiene Yanquis de ganar 12 juegos seguidos después de la campaña. En Serie Mundial solamente, sin contar play offs, los Yanquis tienen un récord que será muy difícil superar: 14 victorias seguidas en el clásico.
Eso es naturalmente historia del Beisbol y de una manera está ligado al inicio de la Serie Mundial en que parece que la magia de los Reales ya pasó a la historia y que ahora van a tener que demostrar que tienen la calidad para reagruparse y tratar de encontrar a la dama de la fortuna que los acompañó por tantos días.
Naturalmente la Serie Mundial es diferente a los play offs, la presión en el jugador está al cien por ciento por ser el último escalón para llegar al libro de oro. Lo anterior son escaramuzas sensacionales.