Con la tecnología de Google Traductor

Tommy al bat. Tomás Morales

Itzel Ubiarco

21, octubre 2014 - 8:57

21 octubre 2014. Tomás Morales

LOS RELEVOS ESTÁN MEJOR
MUY de acuerdo al Beisbol que estamos viviendo desde hace tiempo tal parece que la Serie Mundial del 2014 está en manos de los relevistas que han mostrado más fuerza que los abridores ahora que estamos llegando al final de la que se le llama la larga temporada de verano. Los dos equipos tienen muy buenos cuerpos de pitcheo, más impresionante el de Reales, pero más numeroso el de San Francisco. Los Reales cuentan con esa gran fuerza de su impresionante trifecta que forman Herrera, Smith y Holland, todos ellos con gran velocidad y que lucieron impresionantes al terminar Kansas City con marca perfecta de 8-0 en los play offs.
Los Gigantes tienen a tantos relevistas que el manager Bruce Bochy va a tener problemas para encontrar un Bateador Designado para los juegos en Kansas City. Sergio Romo ya no es el cerrador, puesto que ahora ocupa ese puesto Santiago Casillas, mientras los veloces Jean Machi y Strickland son bateables. Reales luce mejor en cuento a potencialidad de su bull ben, aunque el manager Bochy cuenta con dos veteranos zurdos que siguen sacando outs como lo son Javy López y Affeldt que podrían ser importantes al contar Reales con dos zurdos jonroneros.
Reales tiene mucha mayor rapidez que los Gigantes y es que nadie corrió este año como ellos con un total de 153 robos de base. En el orden al bat los Gigantes tienen la ventaja de contar con tres veteranos estrellas como lo son Buster Posey, Pablo Sandoval y la “garrocha humana” de Pence, mientras que en defensa los dos equipos lucieron con jugadores de Guantes de Oro por todas partes.
Los Gigantes han ganado dos Series Mundiales en los últimos años y eso les da ventaja en cuanto a veteranía ya que la Serie Mundial es eso, la Serie Mundial. Los play offs son más eléctricos y hasta de muerte súbita como es el caso de Gigantes y Reales que llegan a tierra prometida como comodines. Igualmente la serie al que gane tres de cinco es más corta que un viaje en metro, pero es la Serie Mundial la que impone más a los jugadores y cuando la presión de todo un año llega al máximo.
Los Reales no están en una Serie Mundial desde 1985 que le ganaron al Cardenales de San Luis pero que con las reglas actuales posiblemente la hubieran perdido. ¿Recuerda aquel seif que le marcaron al mexicano Jorge Orta en primera base cuando lucía como out en la novena entrada del sexto juego?. Esa jugada, hoy, la hubieran revocado.
Será esta la primera Serie Mundial en que tengamos repeticiones de las jugadas apretadas y eso es algo muy importante. Nos gustan los Reales para ganar.