Con la tecnología de Google Traductor

Tommy al bat. Tomás Morales

Itzel Ubiarco

19, enero 2015 - 10:38

19 enero 2015. Tomás Morales

EN su primer año de retorno al beisbol profesional los Charros de Jalisco, que compraron la franquicia de los Algodoneros de Guasave, van a estar en la final por el campeonato de la Liga del Pacífico tras finiquitar a los Yaquis de Ciudad Obregón que tuvo ausencias notables este año como Bárbaro Cañizares y el lanzador Luis Alonso Mendoza. Aunque la Liga del Pacífico es la que menos cambios de plaza ha tenido en las últimas décadas los Charros que maneja Juan Navarrete podrían convertirse en el primer equipo que llegando al circuito gana el campeonato y va a la Serie del Caribe.
Jalisco no es exactamente un equipo de expansión, pero sí uno nuevo en la liga, y heredó un fuerte equipo de los Algodoneros de Guasave que hace una temporada no ganaron el título pero sí varios de sus jugadores estuvieron como refuerzos del campeón Hermosillo que conquistó la Serie del Caribe en Isla Margarita.
Ahora con Armando Navarro, el eterno luchador para que Guadalajara volviera a la pelota profesional después de tantos años de ausencia, va a merecer el trofeo más grande de los que han dado a Ejecutivos del año en invierno ya que primero luchó por un largo rato para que el estadio de atletismo de los Juegos Panamericanos pudiera ser adaptado para jugar beisbol y luego obtener la franquicia del Guasave que el Gobernador de Sinaloa no quería que se perdiera. La historia de los Algodoneros es la más pobre de la liga del Pacífico ya que en toda su historia sólo ganaron un campeonato el de 1972, cuando luego fueron a recibir blanqueadas en Dominicana para ser llamados los Algodoceros.
Naturalmente Armando Navarro no se contentó con el buen equipo que compraron sino que les demostró muchas cosas a los demás directivos al contratar jugadores importados que dieron grandes campañas.
El éxito de los nuevos Charros ha sido redondo ya que han tenido grandes entradas a pesar de los precios altos que tienen para cada boleto. Es curioso que Charros esté en primer lugar y el tan publicitado equipo de Guadalajara en el futbol va en último y mientras las Chivas están vendiendo a solo un peso los boletos, en el parque Panamericano hay que soltar buenos billetes para poder entrar.
En la Liga Mexicana los Charros llegaron a ganar dos campeonatos con el inolvidable Doc Álvaro Lebrija, uno con Memo Garibay de manager en 1967 y otro el inolvidable de 1971 cuando ‘Cananea’ Reyes se volvió el manager mágico al ganar una final que perdía 3-0 con Saltillo. Con el equipo que tienen los Charros ahora no ceo que necesiten hacer ese milagro.