Con la tecnología de Google Traductor

Tommy al bat. Tomás Morales

Itzel Ubiarco

19, agosto 2014 - 14:28

19 agosto 2014. Tomás Morales

EL JUEGO INOLVIDABLE

DESPUÉS de la reacción milagrosa del domingo en que los Diablos dejaron escapar la victoria en la parte alta de la novena para recuperarla de la manera difícil y heroica en el cierre del último inning, los Rojos se van a Torreón para los próximos juegos y luego de haber utilizado a sus dos pitchers más confiables en los dos primeros encuentros. Ahora entran en el territorio de sus pitchers tercero y cuarto en la rotación lo cual representa arena movediza en el montículo, aunque después de anotar hasta 18 carreras en el primer juego y 11 en el segundo es para penarse que la leña roja va a seguir en las alturas y el Parque Revolución de Torreón es bueno para los bateadores. Para el tercer juego el martes (hoy) el manager Miguel Ojeda anunció al zurdo dominicano Marlon Arias y para el cuarto el miércoles al también zurdo mexicano Fabián Cota, quien tuvo sus buenos juegos al final de la campaña. Para el quinto juego ya estará de regreso el zurdo Arturo López que ha tenido una formidable campaña. Y si las cosas no salen tan bien en Torreón habrá regreso al Foro Sol el fin de semana. Los Diablos han tenido infinidad de retornos fantásticos de novena entrada a través de su historia, varios de ellos en los play offs, pero el del domingo debe ser el de mayor majestuosidad ya que lograron el empate con dos jonrones seguidos, de los llamados espalda con espalda. Nada de un jitito por allí y otro por acá y un “texas” más allá. Aquí fueron sendos garrotazos de Japhet Amador y de Lindsey, de esos que desde que sale la pelota bateada el aficionado se pone de pie a festejar porque llevan etiqueta de que esa pelota no volverá. Fueron momentos para nunca olvidar. Dicen que al que se porta bien, la va bien. Y el sábado antes de arrancar el play off don Alfredo Harp anunció a las instituciones que se entregarán los apoyos por su programa de jonrones, victorias y carreras anotadas. El programa de “Home Runs Banamex”, que existe desde la llegada de don Alfredo a los Diablos en 1994, dio en la temporada 30,000 pesos por victoria, 10,000 por cada jonrón y cinco mil por cada carrera, habiéndose recaudado varios millones de pesos que serán entregados a instituciones benéficas. En Ligas Mayores algunos equipos usan ese plan altruista con cada uno de los jonrones del equipo, pero no por victorias y por carreras. Igualmente don Alfredo tiene el mismo programa con Guerreros de Oaxaca donde se juntaron cinco millones con 300 mil pesos este año. Con los Diablos la cantidad obviamente, fue mucho más alta.