Con la tecnología de Google Traductor

Tommy al bat. Tomás Morales

Itzel Ubiarco

19, diciembre 2014 - 12:14

18 de diciembre 2014. Tomás Morales

MANO DURA CON ALEX
UN día después que Alex Rodríguez dijo que iba a competir por quedarse como el tercera base del Yanquis en la temporada que viene el equipo contrató al agente libre Chase Headley para que sea el antesalista titular por los cuatro años próximos y dos días después de la bravata de AR el gerente general Cashman habló como casi un dictador al decirle a los medios informativos que el dominicano-americano será solamente utilizado como Bateador Designado y eso en caso que todavía pueda hacerlo bien a la ofensiva.
No hay duda pues que las relaciones son muy tirantes entre jugador y los Yanquis por lo que no me extrañaría que lo veamos jugar con otro equipo siempre y cuando los Yanquis estén dispuestos a pagar por lo menos unos 12 millones de cada uno de los tres años que tiene firmados. El otro equipo pagaría solamente ocho millones anuales por un jugador que ha sido estrella y posiblemente con mejores relaciones con la directiva pueda tener mejores actuaciones. Pero uno se pregunta si alguien se atreverá a tener en su equipo a un jugador que ha tenido tantos problemas con el asunto de las sustancias prohibidas. Los Gigantes y otros equipos necesitan un tercera base, aunque aparentemente los Yanquis se tendrán que comer todo el pastel, ver el resto de la telenovela creada por ellos mismos y que tuvo sus capítulos muy buenos pero que está terminando con un odio intenso.
El mismo gerente del Yanquis, Brian Cashman, indicó que ya saben lo que pueden esperar de Alex después de tenerlo en parte de la campaña del 2013. De una cosa está seguro la jefatura el Yanquis, que ya no puede hacer un buen trabajo la tercera colchoneta y por eso contrataron por cuatro años a Headley que es muy bueno en la defensa aunque no ha demostrado que sea el bateador que se esperaba de él.
No es la primera vez que un jugador estrella termina en malos términos con su equipo y después de darle todo el oro disponible el jefe George Steinbrenner no quería ver a Dave Winfield ni en pintura y hasta decidió prescindir de su admirado Reggie Jackson cuando sus allegados le dijeron que ya estaba acabado y todavía le quedaban bastantes jonrones más.
Pero lo que es seguro es que habrá muchos medios informativos siguiendo el retorno de Alex Rodríguez en Tampa, Florida, ya que los que se portan mal siempre provocan más interés en el público. Los Yanquis ya saben, según ellos, lo que pueden esperar de Alex en su retorno pero el Beisbol está lleno de sorpresas y como dijo Yogi Berra, “esto no se acaba hasta que se acaba”.