Con la tecnología de Google Traductor

Tommy al bat. Tomás Morales

María Vega

15, marzo 2015 - 10:49

15 marzo 2015. Tomás Morales

POR lo que hemos visto en varios juegos de preparación en Ligas Mayores va a ser este del 2015 un gran año para los pitchers ya que los ampayers están cantando strike todo lanzamiento que lo parezca y también están exagerando con los medios swings en que he visto strikes cantados cuando el bateador apenas si ha movido el bat. Sin embargo el nuevo Comisionado Robert Manfred quiere acelerar los juegos a toda costa y posiblemente se le haya ordenado a los ampayers actuales que abran lo más que puedan la zona de strike, al estilo de aquel gran ampáyer mexicano Jesús Monter que además de carismático cantaba strikes que otros azules no cantaban.
Dicen y dicen bien que cada ampayer tiene su propia zona de strike y a través de los años hemos visto diferentes interpretaciones en cuanto a la zona buena.
¿Recuerda cómo en la época que Greg Maddux fue el rey de los pitchers los ampayers le daban como buenos todo lo que parecía strike? En Ligas Mayores por regla general, la mayoría de los ampayers están más a favor de los pitchers que de los bateadores en lo que a pitcheos cercanos a la zona se refiere, aunque bateadores de mucha fama generalmente reciben la sombra de la duda.
Los ampayers de Liga Mexicana de la actualidad son más difíciles de calificar pero parte importante en un juego es que le den las esquinas a los pitchers ya que de otra manera van a tener que ponerse a lanzar sobre el plato y vamos a tener muchos garrotazos.
Ya todas las otras jugadas están con posibilidad de cambiarse en las Mayores si protesta el manager afectado y las repeticiones demostraron que el ampayer se equivocó el 47 por ciento de las veces el año pasado que se puso como nueva reglamentación.
Pero el que nunca va a ser tocado es el ampáyer de home, aunque hace ya muchos años aquel célebre magnate Charles Finley de los Atléticos trató de que las bolas y los strikes se cantaran por un sistema electrónico que se ajustaba a la zona de strike. Todos los demás directivos votaron contra esa atrocidad y siguen siendo los ampayers los que decicen si es bola o strike.
Desde hace tiempo están apoyados por los ampayers de las esquinas para los medios swings que de haber existido en 1960 los Yanquis y no los Piratas habrían ganado la Serie Mundial. Y como la TV todavía no tenía las repeticiones para que pudieran ver como el ampayer de home decidió el partido a favor de los bucaneros con una equivocación monumental en que no fue medio swing, sino uno completo para el tercer strike.