Con la tecnología de Google Traductor

Tommy al bat. Tomás Morales

Itzel Ubiarco

14, noviembre 2014 - 8:56

14 noviembre 2014. Tomás Morales

CAÍDO DEL CIELO
ENTRE las noticias que llegaron de Japón donde está jugando un equipo integrado por peloteros de Ligas Mayores llegó una que intriga: un veterano torpedero japonés de 33 años del que dicen hace filigranas en la defensiva y que batea cerca de los .300 quiere jugar en la Gran Carpa.
Se trata de Takashi Toritani, quien ha firmado contrato con una agencia americana para tratar de jugar en Estados Unidos el año que viene. El sueño americano es también perseguido por los peloteros japoneses como en los países de habla hispana donde se practica el Rey de los Deportes.
Este torpedero de gran defensiva no ha perdido un juego en 10 años y lleva 1,444 partidos consecutivos. Eso es muy importante ya que muchos de los peloteros de la actualidad parecen de papel y se lesionan a cada rato. Es el Cal Ripken del Japón y tiene un promedio de .285 con algo de poder y parece ser exactamente el shortstop caído del cielo para el que necesite un torpedero mágico por uno o dos años. Por ejemplo los Yanquis que en estos momentos no tienen a nadie, pero nadie que pueda jugar las paradas cortas en lugar de Derek Jeter que ya se fue a pasar el resto de su vida fuera de los diamantes, aunque seguiré esperando para que un día regrese como manager del club. Los capitanes también pueden llegar a generales.
Este torpedero nipón ha jugado con los Tigres de Hanshin y como tiene 33 años no debe ser un jugador de contrato caro. Uno no puede imaginar que a esa edad vaya a pedir demasiado como lo hacen los agentes libres en buena edad y con grandes temporadas en sus alforjas.
Me imagino que los buscadores de Ligas Mayores ya han sabido de él, o tienen algún conocimiento.
Mientras tanto los Dodgers de Los Ángeles pusieron en el mercado, casi una venta de garaje de lujo, al estilo Rockefeller, a sus jardineros Matt Kemp, Carl Crawford y Ethier, pero no van a encontrar quien quiera llevárselos con esos tan altos y largos contratos que tienen. Los Dodgers están atados de manos con estos jardineros como los Yanquis están, aún peor, con los contratos de CC Sabathia, Teixeira y Alex Rodríguez. Es un castigo beisbolero para los dos equipos famosos por querer acaparar tanto.
Y los Dodgers ya pueden sentirse aliviados con la retirada del siempre lesionado y con poco profesionalismo, el pitcher Josch Beckett con el que los Medias Rojas les tomaron el pelo.
El que sí podrían cambiar los Dodgers es a Yasiel Puig que gana menos y parece tener futuro de estrella. ¿Se atreverán a resolver de esa manera la situación?