Con la tecnología de Google Traductor

Tommy al bat. Tomás Morales

ESTO

13, marzo 2015 - 12:15

13 marzo 2015. Tomás Morales

MIENTRAS los jugadores del Diablos Rojos están contentos porque van a actuar en un campo para solamente Beisbol después de 14 años de estar en la casa de los artistas, los veteranos del Yanquis han puesto el grito en el cielo al quejarse que en el famoso estadio, la casa que Babe Ruth construyó, va a jugar al mismo tiempo cuando el equipo de beisbol esté en gira, partidos del futbol, el futbol de las patadas. Y que con ello van a estropear el terreno de juego de la llamada por muchos “la casa de los campeones”.
Resulta que a uno de los hijos del ya fallecido George Steinbrenner le encanta el futbol, tiene ese mal gusto, y va a patrocinar un nuevo equipo en Nueva York de la liga american, y como no tiene un parque para jugar, van a usar el Yanqui Stadium, lo cual representa todo un sacrilegio para los aficionados al beisbol. La directiva asegura que el pasto que tienen es la última novedad y no se va a deteriorar.
Curiosamente tanto Medias Rojas tienen acciones en equipos de la liga inglesa, los Yanquis con Manchester City y el Boston con el Liverpool. El reporte es que los Medias Rojas han perdido mucho dinero por esa aventura y que al Yanquis le ha ido bien.
Algunos aficionados del Yanquis acusan que por el interés al nuevo equipo de futbol por parte de uno de los hijos del “jefe” han descuidado al equipo de beisbol pero yo no lo diría así, ya que tienen una nómina arriba de los 200 millones y si acaso el culpable es el gerente Brian Cashman que hace un año se gastó 500 millones de dólares para contratar a tres jugadores caros que no han respondido, como lo son el cátcher Brian McCann, el jardinero Carlos Beltrán que luce acabado y Jacoby Elsbury que es un jugador de rachas, excelente en las buenas y mediocre en las malas.
A pesar de dos años decepcionantes los dos hermanitos le han dado votos de confianza tanto al gerente como el manager, aunque la organización no ha producido ningún pitcher destacado mientras si tienen muy buenos jugadores de posición que el manager Joe Girardi casi nunca juega porque no parece creer en la juventud.
Ya en los viejos tiempos jugó en el estadio original un equipo de la Liga Negra llamado “Black Yankees”, los “Negros Yanquis”, pero era también de beisbol. Los blancos no querían convivir con los de color, pero los dólares que pagaban los empresarios en sepia eran bien recibidos por el dueño blanco de los estadios de Ligas Mayores. Y ahora uno de los Júnior se va divertir con un equipo de futbol en el Yanqui Stadium. “Cosas veredes, Sancho”.