Con la tecnología de Google Traductor

Tommy al bat. Tomás Morales

Itzel Ubiarco

12, septiembre 2014 - 10:24

12 septiembre 2014. Tomás Morales

DESPEDIDAS TRIUNFALES LA pronta salida de Andrés Meza que comenzó la reanudación del miércoles hizo pensar que las probabilidades de los Pericos de Puebla en poder venir de atrás en esta final por el campeonato contra los Diablos son escasas ya que es su pitcher principal, el mejor del equipo, no está en óptimas condiciones. Desde su anterior salida hubo rumores de que Meza no estaba físicamente bien y el que el manager Joe Álvarez lo haya removido con rapidez confirma lo que se había comentafo era cierto.Perder a su mejor brazo para la serie final es caer en 50 por ciento las probabilidades de ganar. ¿Dónde estarían los Diablos actualmente sin Arturo López, quien iba a comenzar el juego programado para el jueves con marca perfecta de 4-0?. Ya los Diablos han tenido varias series de play off en que las lesiones en su pitcheo abridor los dejó con menores posibilidades de ganar, como aquel 2007 cuando los mejores brazos disponibles para el manager Marco Antonio Vázquez en los play offs eran los brazos de dos novatos, precisamente Arturo López y Orlando Lara, los dos zurdos, perdiendo en cinco juegos ante los Leones de Yucatán. En la Serie Mundial de 1964 el estrella del Yanquis, Whitey Ford, lanzó el primer juego que fue su despedida de los clásicos de octubre donde tiene el récord de 10 juegos ganados y otros más, ya que se agravó una ligera lesión que venía cargando y no pudo ver acción en esos partidos para que Cardenales terminara ganando en siete juegos. La única esperanza cuando un equipo va tres juegos a cero abajo es recordar que ‘Cananea’ Reyes y los Charros de Jalisco lograron ganar cuatro juegos seguidos para el campeonato milagroso en la final de 1971. Aunque solo una vez, la hazaña ya fue lograda. Y la otra esperanza de los Pericos es que los Diablos se presionen en la conquista del último juego que les falta para ser campeones, aunque después de la victoria del miércoles tenían dos juegos en su casa, el segundo si es necesario, en la despedida del Foro Sol que se va a decirnos adiós al Beisbol con grandes asistencias y posiblemente con un campeonato. No hay que olvidar que los Diablos Rojos se despidieron del Parque del Seguro Social en lo que a play offs se refiere ganándole la final al Tigres para conquistar el título en seis juegos. Las despedidas son menos dolorosas cuando se tienen la copa de campeón y es lo que estaban a punto de lograr los Rojos en lo que sería su campeonato 16.