Con la tecnología de Google Traductor

Tommy al bat. Tomás Morales

Itzel Ubiarco

12, noviembre 2014 - 9:31

12 noviembre 2014. Tomás Morales

LA POSIBLE EXPANSIÓN
PARA un año antes de la huelga de 1980 la Liga Mexicana había llegado a un máximo de equipos en su historia con un total de 20 franquicias. Fueron los años tan prolíficos del Lic. Antonio Ramírez Muro como presidente que heredó una liga con seis equipos y llegó hasta los 20 que era su máximo orgullo, ya que el beisbol, en su máxima expresión mexicana, había llegado a tantas ciudades del país. Ese fue el mejor legado que nos dejó Ramírez Muro en sus 20 años como el gran jefe de la liga.
Sin embargo, la huelga detuvo la expansión y recortó los equipos de 20 a 16, cifra que persiste en la actualidad cuando en la junta de hace unos días en Oaxaca se habló de que un comité va a explorar este año la posibilidad de que entren dos nuevos teams para el 2016. Uno se pregunta si habrá suficientes jugadores para los dos nuevos equipos que posiblemente recibirían el permiso de utilizar un mayor número de extranjeros de los cinco permitidos por los primeros años.
Pero antes se tendrá que resolver la situación de los Broncos de Reynosa, ya que reportaron que sus jugadores están congelados mientras no logren superar el problema de unos fuertes adeudos que tiene. Eso quiere decir que los Broncos podrían perder su franquicia y si hay alguien interesado podría moverse a Guadalajara, en donde el beisbol ha regresado con pelota invernal y hay fiebre beisbolera. O si no a alguna otra plaza que tenga un buen estadio.
Aunque muchos lo toman a mal es una bendición para el aficionado beisbolero tener tanto pelota profesional de verano como de invierno. En la capital tuvimos esa suerte de 1952 a 1958 con la Liga Veracruzana de invierno, en donde vimos grandes jugadores, varios de ellos de las Ligas Mayores.
Los Broncos regresaron a la Liga Mexicana hace poco tomando el equipo de los Potros de Tijuana que no pudieron superar el lío judicial orquestado por uno de sus accionistas, el señor González. Afortunadamente para Tijuana y sus muchos aficionados que hay en la frontera ya recuperaron desde este año su franquicia con el equipo llamándose Toros bajo el mando del señor Uribe Maytorena.
En la misma junta de Oaxaca, la Liga Mexicana ratificó merecidamente por dos años más a Plinio Escalante como presidente del circuito y es que ya se vio que es mucho mejor tener a alguien que ha sido por bastante tiempo parte de la familia beisbolera que probar a uno que viene por primera vez a tratar de mandar cuando en realidad está apenas conociendo el nuevo ambiente que lo rodea.
Más vale bueno conocido que mejor por conocer.