Con la tecnología de Google Traductor

Tommy al bat. Tomás Morales

María Vega

1, febrero 2015 - 10:44

1 febrero 2015. Tomás Morales

LOS Tomateros de Culiacán llegaron el sábado a la ciudad de México y el domingo partirán hacia San Juan, Puerto Rico, para iniciar una nueva aventura en la historia de las Series del Caribe donde el equipo ha ganado dos veces la corona con el legendario y olvidado Paquín Estrada de manager. Su primer juego será a las 11 horas del lunes hora del centro de México y contra Cuba que lleva una fuerte Selección. Todavía no arranca el clásico de habla hispana y ya la liga y el equipo han recibido severas críticas por haber dejado fuera a Sergio Omar Gastélum que fue tan importante en los play offs y es un jugador muy versátil que le pega el palo a cualquiera. Es uno de los pocos jugadores veteranos mexicanos que quedan actuando en la liga invernal y quien fue uno de los grandes héroes al ganar Diablos Rojos su campeonato 16 en el verano pasado. Gastélum ha pasado las últimas cinco campañas con los Tomateros después de estar nueve años con Águilas de Mexicali y cuatro con los Venados de Mazatlán. Los años pasan rápidamente y parece que fue ayer cuando fue presentado por los Tigres en la Liga Mexicana y el hombre del sonido local, Roberto Kerlegand entonces, lo bautizó como “el muchacho maravilla”. Como pudimos ver en la pasada Liga Mexicana el padre tiempo no ha alcanzado a un Gastélum que anda por los 36 años. A pesar que Ramiro Peña no va a la Serie del Caribe los Tomateros y la presidencia de la liga escogieron refuerzos de otros equipos y con ello dejan fuera, injustamente, a Gastélum que aportó bastante como siempre en el pasado torneo y decidió un juego en la serie que parecía perdida contra Mexicali con un toque perfecto que provocó la carrera de la victoria y el pase a la final. Reforzar equipos en los play offs es algo que le quita dignidad a los circuitos de invierno y el permitir un número elevado de refuerzos para las Series del Caribe provoca injusticias como la que le han hecho a Sergio Gastélum. Su utilidad es que puede jugar casi todas las posiciones del infield y es de los llamados “jugadores de dinero”, de esos que batean a la hora buena, cuando la situación está candente. Las críticas por dejarlo vestido y alborotado ya se han hecho por montón.
El pitcher para el primer juego debe estar entre Juan Delgadillo, el héroe del año pasado en Isla Margarita, o el zurdo Anthony Vásquez, de acuerdo a los bateadores zurdos o derechos que tenga Cuba. Juegan todos contra todos y el último lugar quedará eliminado de la segunda ronda ya por la corona.