Con la tecnología de Google Traductor

28, enero 2024 - 18:19

┃ Guillermo Abogado González

Los comerciantes de la Plaza México felices por el regreso de las corridas / Foto: Luis Garduño

No solo volvió la actividad dentro del redondel. Los trabajadores también recibieron una extraordinaria noticia una vez que la fiesta brava regresó a la Monumental Plaza México y por fin pudieron reactivar su economía.

TAL VEZ TE INTERESE: Manuel Negrete, encantado por el regreso de la Tauromaquia: “si no les gusta, no vengan”

Después de casi dos años sin que hubiera festejos taurinos, este domingo se volvió a apreciar el ambiente taurino, mismo del que son parte los diversos puestos de alimentos, botanas y artículos, que pudieron colocarse de nueva cuenta en las inmediaciones del recinto de la Ciudad de México. La señora Silvia Reyes, quien prácticamente toda su vida se ha dedicado a vender artículos taurinos, desde botas tradicionales, casacas, peluches y sombreros, agradeció porque volverá a disfrutar de su fuente de empleo, a la par que subrayó que jamás le hacen daño a nadie, solo se dedican a su labor.

Foto: Luis Garduño

“Le damos muchas gracias a Dios que nos abrieron nuestra fuente de trabajo. Aquí estamos, no perjudicamos a nadie, está es una tradición de toda la vida, la gente que no quiera venir al toro, perfecto”, señaló al Diario de los Deportistas. La mujer, quien atendió a este periódico justo después de vender una bota en 1100 pesos, recordó que “aquí yo llevó más de 65 años porque mis padres aquí empezaron” y lamentó que su mercancía estuvo guardada por muchos meses, aunque en una que otra ocasión se animó a vender en otras plazas de la República Mexicana.

“Alzada (estuvo mi mercancía) y unas ocasiones salí fueras, uno se mantiene de esto. Y no hay otra cosa que hacer”, manifestó Silvia. Quien de igual manera se congratuló de que no vende productos que se puedan echar a perder. Previo en hacer otra venta insistió: “Aquí estamos, regresamos. Con las personas que no quieren a los toros que no vengan, que nos dejen divertir”.

Foto: Luis Garduño

Por su parte, Israel García, quien vivió de cerca la manifestación de los antitaurinos. Lamentó los actos vandálicos, deberían ser “igual como nosotros que respeten, tenemos un trabajo estable. Nos ayuda en la economía”. Remarcó también que más allá de que no les guste la tauromaquia, para gente como él. Y su familia vender artículos relacionados a las corridas de toros “es nuestra fuente de empleo”. Por lo que espera que ya no vuelven a cerrar la Plaza México. Alrededor de 50 puestos se colocaron en las afueras del coso de Insurgentes, mientras que adentro hubo otros puestos más. Para que los aficionados tuvieran diferentes opciones para comer o ingerir alguna bebida, sin dejar de lado la posibilidad de adquirir un souvenir.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí