Con la tecnología de Google Traductor

28, noviembre 2023 - 17:18

┃ José Ángel Rueda

Joao Félix anotó el gol de la victoria / Foto: Reuters

Cuando los fantasmas del pasado rondaban por Montjuic, el Barcelona encontró el camino para venir de atrás y llevarse la victoria 2-1 frente al Porto. El equipo catalán necesitaba ganar si quería evitar complicaciones para obtener su boleto a los octavos de final de la Champions League. Y así lo hizo, con el sufrimiento propio de un equipo que no logra encontrar su mejor forma.

TAL VEZ TE INTERESE: ¡Adiós, Santi Giménez! El mexicano mete autogol y el Feyenoord es eliminado de UCL

El Barcelona saltó al campo del Montjuic con el peso de la eliminación de la campaña pasada en sus hombros. La derrota en la última jornada ante el Shakhtar complicó el panorama y obligó a los culés a jugarse gran parte del pase ante el Porto, un equipo capaz de complicar cualquier trámite.

Los pronósticos se cumplieron de inmediato. El equipo de Xavi Hernández acusó su debilidad defensiva. Muy pronto fue víctima de la velocidad del conjunto portugués, atento a cualquier pérdida para jugar con verticalidad. El Porto dio varios avisos ante de ponerse adelante en el marcador, justo a la media hora de juego, tras un gran remate cruzado por parte de Pepé, que la mandó a guardar después de una serie de rebotes que retrataron la poca intensidad del Barcelona para despejar el balón. Poco antes, el cuadro luso había logrado abrir el marcador, pero su tanto fue anulado por fuera de lugar.

En desventaja, el Barcelona encontró un tesoro en una gran jugada de Cancelo por la punta izquierda. El lateral, reconvertido en extremo, recortó hacia el centro y de derecha definió al palo largo del arquero, apenas tres minutos después del gol del Porto. Un envión anímico que evitó la complicación del tiempo y la desesperación.

El Barcelona fue uno en el primer tiempo y otro en el complemento. La espesura mostrada en los primeros 45 minutos se cambió por un juego mucho más dinámico. El cuadro culé llegó al último tercio del campo con facilidad, sin embargo, una vez más fue víctima de su poco tino al frente.

Con Lewandowski totalmente seco, solo Joao Félix y Raphinha representaron un verdadero peligro para el marco de Diogo Costa, atento en cada una de sus intervenciones. A pesar de verse dominado, el Porto también encontró lo suyo, pero chocó con un gran Iñaki Peña, quien suplió a Ter Stegen con seguridad.

Cuando el partido se enfilaba a ese terreno tenso en el que ambos equipos se cierran por el miedo a perder lo poco que tienen seguro, un gol de Joao Félix lo cambió todo. El portugués se combinó con Cancelo por la punta izquierda y definió con un toque sutil y cruzado que logró vencer al arquero.

A pesar de que el Porto buscó a la desesperada el empate, e incluso estuvo cerca de conseguirlo, el Barcelona se llevó la victoria y la clasificación. El mexicano Jorge Sánchez ingresó al minuto 67, cuando el partido era más complicado, pero cumplió con su labor.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí