Con la tecnología de Google Traductor

18, diciembre 2022 - 14:41

┃ Javier Juárez /ENVIADO

Argentina celebró de la mano de Lio Messi. FOTO:ÉRIK ESTRELLA

Al Daayen. Cómo esperaron. Fueron 36 años. Generaciones de seguidores argentinos se fueron siempre cabizbajos luego de México 1986, en Brasil 2014 llegaron a la final, pero perdieron la Copa del Mundo. Qatar. Tierra virgen para el Mundial, incluso en una época atípica, en invierno y no en verano como siempre sucede, fue el lugar en el que terminó la malaria.

TE RECOMENDAMOS: Así levantó Messi la Copa del Mundo para Argentina (VIDEO)

La vuelta olímpica que tanto esperaron la dieron en Doha. Lionel Messi acaparó las cámaras. La Pulga se arrodilló en el pasto tras el gol de Nahuel Molina, con ese tanto la Albiceleste resultó la mejor del Mundial. Leandro Paredes corrió para abrazar a Lionel.

Luego de la emotividad vino la premiación, un templete con el logo de la Copa del Mundo qatarí se puso en el centro del campo.

Primero pasó Francia, los galos pelearon hasta el final para lograr su bicampeonato luego de ganar el trofeo en Rusia 2018.

La selección sudamericana les realizó un pasillo y les aplaudieron a todos, el espectácuclo que dieron fue imborrable para los lo presenciaron en el estadio.

Tras darles medallas a los franceses llegó el momento esperado. Los futbolistas argentinos recibieron su premio en el cuello de parte de Gianni Infantino. El presidente de la FIFA encabezó la ceremonia de premiación.

Todo el plantel agachó la cabeza y luego se formaron, Lionel Scaloni fue aplaudido por sus jugadores.
La emoción detonó tras ver a Messi. La Pulga se puso un traje de queje árabe y enseguida recibió beso y recibió la copa. Tantas veces la buscó y luego de cinco intentos la tiene en su poder.

Messi se unió a sus compañeros y llegó el momento de levantar el galardón. Fuegos artificiales salieron de la parte superior del estadio en ese instante. El trofeo estuvo en todo lo alto.

Las familias de los jugadores entraron en ese momento el campo, todos celebraron con sus seres queridos, abrazos, besos.

Para terminar el plantel no se olvidó de su hinchada. Los fanáticos argentinos los apoyaron todo el tiempo.

Argentina les llevó el trofeo a todas las porras y cantaron su himno de guerra. El famoso Muchachos.
Luego de eso la celebración terminó en el campo, pero no en el mundo entero. La vuelta esperada llegó.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

  🔊Escucha nuestro podcast🔊
Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí