Con la tecnología de Google Traductor

17, diciembre 2022 - 4:41

┃ Abril Villegas

El estratega cuida todos los detalles con su jugadores. Foto: AFP

A solo un día de la Gran Final de la Copa del Mundo de Qatar 2022, la Selección Francesa toma todas las medidas de precaución para cuidarse del virus que circula en su búnker, situación que desconocía el estratega Didier Deschamps. 

TE GUSTARÍA: Ousmane Dembelé quiere “que Messi gané el Mundial”, pero primero esta Francia

“Cuando me fui estaban todos dormidos, no tengo las últimas informaciones, intentamos gestionarlo de la mejor manera posible, con tranquilidad con respecto a las diferentes informaciones”, señaló el seleccionador en conferencia de  Mundial.

Los galos Kingsley Coman, Ibrahima Konaté y Raphaël Varane, enfermos, no participaron en el entrenamiento del viernes, debido a que tenían problemas de salud.

“No voy a entrar en los detalles, intentamos tomar el máximo de precauciones, adaptarnos e intentar cuidarnos sin caer en los excesos, en un sentido u otro. Si no hubiéramos tenido el virus mejor, pero lo gestionamos como podemos”, añadió Deschamps.

Otros jugadores que no entrenaron  al parejo porque se encontraban tocados físicamente, Theo Hernandez y Aurélien Tchouaméni.

Diferentes síntomas han sido explicados en los últimos días por los jugadores y técnicos: fiebre, dolor de estomago o de cabeza.

EXTREMAN PRECAUCIONES PARA EVITAR UN CONTAGIO MASIVO

Los Bleus han extremado las precauciones en el hotel con gel hidroalcohólico, gestos barreras y aislamiento de los jugadores enfermos. Los síntomas que presentan algunos jugadores son: fiebre, dolor de barriga o de cabeza.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace