Con la tecnología de Google Traductor

28, noviembre 2022 - 14:35

┃ Yael Rueda

Un aficionado invadió el campo para protestar en favor de la comunidad LGBT+ y los derechos humanos / Foto: AFP

La situación de los derechos humanos y de la comunidad LGBT+ fue un tema bastante mencionado desde el inicio de la Copa del Mundo en Qatar, es por ello que se esperaba que en algún momento la bandera arcoíris se hiciera presente en algún estadio, esto sucedió durante el Portugal contra Uruguay de la segunda jornada.

Tal vez te interese: Conoce al ‘Falso Neymar’, el hombre que causó revuelo en las calles de Qatar (VIDEO)

Fue alrededor de los 50 minutos de partido cuando el activista ingresó a la cancha del Estadio Lusail con la bandera arcoíris y una playera con dos leyendas de protesta: “Save Ukrain” y “Respect for iranian women”.

Los futbolistas y silbantes se quedaron detenidos en el terreno de juego mientras que los elementos de seguridad correteaban al espontáneo para retirarlo.

Las cámaras de televisión solamente captaron unos breves momentos al espontáneo, cabe recordar que la FIFA es quien emite la señal y suelen cerrar esa clase de situaciones, por lo que de inmediato pasaron la toma a otros aspectos del inmueble.

En la carrera por huir de la seguridad del estadio, el aficionado tiró la bandera de la comunidad LGBT+, misma que fue levantada por Alireza Faghani, árbitro del encuentro. Posteriormente, el activista fue retirado del Lusail.

La Copa del Mundo, escenario de protestas

Las protestas no han faltado en la Copa del Mundo, y es que los estadios de Qatar han sido el escenario perfecto para que los aficionados iraníes puedan exigir mejores condiciones en cuanto a derechos se refiere para las mujeres de su país, especialmente por el régimen clerical que actualmente tiene el poder.

Por otra parte, los capitanes de algunas selecciones europeas estaban dispuestos a utilizar un brazalete arcoíris en apoyo a la comunidad LGB+, aunque la FIFA lo prohibió bajo la amenaza de sancionar y amonestar a los líderes de cada equipo.

Ante esta situación, Alemania se tomó la foto oficial de su primer partido tapándose la boca, haciendo alusión a que la FIFA los estaba callando. Incluso, Manuel Neuer sí portó el gafete arcoíris y fue amonestado.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

  🔊Escucha nuestro podcast🔊
Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí