12, febrero 2020 - 16:49

┃ ESTO

nota-monterrey-duilio-davino

Monterrey.- Es un hecho que Rodolfo Pizarro se irá de Monterrey para convertirse en nuevo jugador del Inter de Miami, en la MLS de los Estados Unidos. Esto es bien sabido por la directiva de Rayados, lo cual reconoció el presidente Duilio Davino al señalar que les quedó una sensación de molestia debido a que estas últimas semanas el mediocampista ya no pensaba en el conjunto regio por tener su mente en la negociación con el club de David Beckham.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

“La molestia va porque tuvimos al jugador con la cabeza en otro lado. Se pudo haber manejado de otra manera, pero es como se dio y habrá que ver que determina el club, si procede de alguna manera. Me parece que el manejo no fue bueno, no sé si estuvo mal asesorado o mal manejado, pero no es lo ideal para un jugador que le dimos todo el respeto, la confianza y el buen trato. Él a su vez entiendo que puede ver otras cosas hacia adelante, pero el manejo no fue lo mejor”, expresó. Lo que sí dejó claro Davino es que, hasta el momento en el que habló con los medios de comunicación, la transferencia de Rodolfo todavía no estaba lista, aunque confesó que todo iba encaminado a ello dado que ya había intercambio de cuentas entre las dos instituciones. "Lista no está (la transferencia). El jugador nos hace ver que sí tiene el interés de terminar el contrato anticipadamente. Obviamente ayer (antier) el jugador no estaba con la cabeza para ayudar al equipo, hablamos con él y esa fue la decisión del Turco, no contar con él a pesar de haber hecho el viaje. Hoy iré al estadio para ver cómo está el asunto, entiendo que ya están cruzando cuentas y que es muy probable que se haga", comentó- Finalmente, Duilio reveló que Pizarro ya no entrenó para arreglar los detalles faltantes con el tema de su transferencia. “No lo sé. Hoy (ayer) no vino (Rodolfo Pizarro) por eso mismo, por arreglar esos temas, por ver el tema del depósito y sí se hace ya no volverá”, cerró.