23, diciembre 2019 - 22:31

┃ Jorge Briones

063_1195684883

Fotos: AFP Tener a Aaron Rodgers fue la diferencia en el juego por el campeonato de la División Norte de la Conferencia Nacional.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Los Empacadores de Green Bay tuvieron una segunda mitad casi perfecta con la que vinieron de atrás para derrotar, 23-10, a unos Vikingos de Minnesota que desaprovecharon una oportunidad inmejorable para dar un golpe de autoridad de cara a los playoffs. [gallery ids="462295"] Los pupilos de Matt LaFleur ajustaron sus errores de la primera mitad y cerraron los espacios por tierra, dejándole la responsabilidad a un Kirk Cousins que volvió a fallar en el momento importante. No solamente fue interceptado en una oportunidad, sino que apenas completó 16 de sus 31 envíos para 122 yardas. [gallery ids="462296"] El pasador de Minnesota aún no sabe lo que es ganar un partido en ‘Monday Night’, perdiendo el noveno de su carrera. En Green Bay, además de la sobriedad de Rodgers, destacó por encima de todos el explosivo Aaron Jones, quien tuvo 23 acarreos para 154 yardas y dos anotaciones.  Los frontales de Vikingos jamás pudieron con el #33 visitante. Lleno seguro en el Gigante de Acero Al final a Empacadores le salió barato el cometer tres pérdidas de balón durante una primera mitad donde dejaron muchas dudas en el US Bank Stadium durante el cierre de la Semana 16. Ya son campeones divisionales y nadie los quiere ver en playoffs.