Con la tecnología de Google Traductor

Un quijote para el arbitraje. Armando Archundia

Itzel Ubiarco

12, noviembre 2014 - 9:32

12 noviembre 2014. Armando Archundia

CON el gusto de saludarles, amables lectores del Diario de los Deportistas y de “Un Quijote para el Arbitraje”. Una jornada 16 bastante intensa, con situaciones arbitrales muy complicadas, donde se tomaron decisiones de apreciación que fueron, en mi opinión, erróneas.
Deseo comentar que el árbitro o el equipo de árbitros no sale al terreno de juego -lo digo y lo afirmo categóricamente- a perjudicar a tal o cual equipo, tan solo por el hecho de que alguna televisora trasmita los encuentros de determinado club. Eso como árbitro no interesa, lo importante es salir al terreno de juego a realizar su labor con toda la buena disposición, profesionalismo, honradez y compromiso con el futbol, para desarrollar un trabajo apegado a las reglas de juego; insisto: nadie sale al partido a equivocarse o a perjudicar a algún equipo o con alguna tendencia o algo parecido.
Esto sucede porque son errores humanos de mala apreciación, es muy probable, como lo he venido comentando de bastante tiempo atrás, pasa por el tema de una instrucción pobre hacia los árbitros por parte de su área técnica. Que fue una petición que solicitaron los árbitros al presidente de la Federación Mexicana de Futbol. Una mejora en la instrucción con gente capacitada, con experiencia, para consolidar al árbitro en la liga con una preparación adecuada, que aunado a sus cualidades y capacidades seguro habrá mejores árbitros.
Tratar de evitar los errores graves que trasciendan en un partido. Porque el ser humano es imperfecto, seguirá cometiendo errores pero lo importante es que éstos no trasciendan, ni cambien el curso de un partido de futbol.
En estos partidos se notó el poco análisis que se hace para una designación sin profundizar en determinadas situaciones, como son antecedentes, características de los partidos, simplemente se repiten designaciones de torneos anteriores, no se hace un seguimiento profesional del árbitro antes y después de sus actuaciones para reforzar lo que se hace bien, y obvio, mejorar donde existen deficiencias o problemas.
Otro punto en el que considero que se está fallando es el trabajo en equipo, porque existen situaciones que se pueden resolver, ya que ante lo evidente no pasa nada si se sanciona como corresponde, trasciende cuando estas acciones se dejan pasar sin que nadie del equipo arbitral se atreva a tomar una decisión que ayude a conducir el juego, me refiero a que, cuando el árbitro no observe la jugada por tener una mala ubicación, el que tenga un ángulo de visión que permita observar la situación debe adoptar el compromiso de apoyar a su equipo.
Esto no sucede porque todos los que integran el área técnica de la Comisión de Árbitros nunca trascendieron y jamás en algún juego se comprometieron con sus árbitros, los que fueron asistentes tuvieron de frente muchas agresiones, faltas evidentes dentro del área que eran de penal, y nunca se atrevieron a indicar, aduciendo (o más bien evadiendo su responsabilidad) que no pudieron ver porque estaban cuidando a su penúltimo defensor e incluso quiero comentar que a alguno de ellos le retiraron por 2 años el gafete de asistente internacional por el nulo compromiso que tenía. El director del área técnica siempre se ufanaba de que era el mejor asistente en la indicación del fuera de juego -probablemente sí- pero nunca ayudó al árbitro a indicarle ni siquiera una falta que estuviera cerca de él, mucho menos reportarle un incidente o indicarle una falta dentro del área penal en favor del atacante.
Después de estos ejemplos, las enseñanzas son así, por eso el trabajo en equipo se debe reconstruir en el gremio arbitral para que mejoren su rendimiento, teniendo buenas actuaciones en cada uno de sus partidos que dirigen.
Hoy haré sólo el resumen de tres juegos, para mañana los seis restantes, así como el juego de nuestra Selección contra Holanda.
Querétaro vs. Monarcas. Jorge Antonio Pérez le dio continuidad al juego, ya que le permitió aplicar en varias ocasiones la ventaja, el penal que sancionó en favor del equipo dirigido por Nacho Ambriz fue en mi opinión bien sancionado, debido a la falta por la zancadilla que le cometió el defensa de Monarcas al delantero. Amonestó cuando lo consideró oportuno para controlar el partido. Puntos a mejorar en mi consideración: Debe tener cuidado en la forma de mostrar las tarjetas a los jugadores, ya que lo hace demasiado cerca, casi en la cara del jugador, lo cual le puede ocasionar problemas. Fue asistido por José Luis Camargo y Telly Saldívar.
Santos vs. Pachuca. Árbitro Fernando Guerrero. Un partido que se complicó demasiado en lo referente al equipo arbitral. Guerrero amonestó en los primeros minutos a dos jugadores de Santos por infracciones temerarias, casos de Quintero y Rentería; después el juego empezó a salirse un poco de control, teniendo que amonestar a varios jugadores más de ambos conjuntos, por diferentes infracciones, entre ellas provocaciones, desaprobaciones, sujeciones, después expulsó en mi opinión bien a Mosquera por doble amarilla, así como a Nahuelpán por la misma causa. Puntos a mejorar en mi consideración: tiene que buscar un mejor ángulo para apreciar de mejor forma las acciones, como la mano deliberada que cometió Jürgen Damm al detener un tiro que realizó Rentería, en mi opinión pudo sancionarse penal y expulsión del jugador tuzo por malograr una oportunidad de anotar un gol con las manos, ya que su lenguaje corporal no le ayuda en estos casos. Otro punto es que debe tener la autoridad de tomar una decisión a pesar de la indicación errónea de un asistente, sobre todo si ésta es clara, como el caso del gol que no se le concede al Pachuca, donde el jugador al que le indican el fuera de juego en el momento del pase estaba en buena posición. Lo asistieron Víctor Calderón (quien debe cuidar su lenguaje corporal, ya que cuando indica en forma errónea el fuera de juego hace una seña de que el balón fue cabeceado, sin percatarse que fue el defensa y no algún delantero. Usar el sistema de comunicación para preguntar quién tocó el balón en última instancia antes de aventurarse a hacer la indicación del fuera de juego) e Ismael Martínez.
Veracruz vs. UdeG. Árbitro César Arturo Ramos. Un juego complicado por la situación de ambos conjuntos. Ramos fue práctico en su trabajo, sancionó de acuerdo con el desarrollo del juego, el penal que indicó en favor de UdeG fue, en mi opinión, correcto, ya que el defensa del Veracruz golpea en la rodilla a Fidel Martínez, es decir, una patada imprudente. Ramos también amonestó cuando lo consideró oportuno para controlar los ímpetus de los jugadores. Las condiciones meteorológicas hicieron más difícil el juego, pero el silbante lo llevó a buen término. Puntos a mejorar: si va a suspender momentáneamente el juego por tormenta eléctrica o lluvia demasiado fuerte debe esperar un tiempo prudente para reanudar el juego y no sólo un par de minutos, periodo en el que no cambió la cuestión climática en ese momento. Fue asistido por Jesús Sevilla y Christian Espinosa.
Gracias, lectores de “Un Quijote para el Arbitraje”, por sus comentarios y sugerencias. Twitter: @aarchundia896.