Con la tecnología de Google Traductor

Un quijote para el arbitraje. Armando Archundia

Itzel Ubiarco

7, enero 2015 - 11:24

07 de enero de 2015. Armando Archundia

CON el gusto de saludarles amables lectores del Diario de los Deportistas y de un Quijote para el Arbitraje. Se inicia un nuevo año, el cual viene acompañado con el cierre del año futbolístico, es decir el torneo de Clausura, donde en nuestro máximo circuito habrá un equipo que descienda a la división de plata al finalizar la jornada 17. Asimismo ascenderá un equipo de esta división.
Los árbitros tienen un nuevo reto en su labor, ya que la responsabilidad que tendrán en los juegos donde participen los equipos que estarán luchando por permanecer en la primera división, serán de mucha presión; otro punto es con los clubes que buscan conseguir la calificación a la fase final, por lo que considero que después de la preparación que han tenido, así como los cambios de personas en la comisión de árbitros, puede darles mayor confianza en cada una de sus designaciones. Sin duda como lo vimos en la fase final del torneo anterior los árbitros de mayor experiencia tendrán el peso del torneo. Participarán en la mayor parte de los partidos donde estén involucrados en el tema porcentual,
También se espera que se tenga un mejor respaldo por parte de la federación en cada uno de sus trabajos arbitrales, donde la aplicación correcta de las reglas de juego debe ser prioridad, que se controlen las indisciplina y faltas de respeto que se han tenido en los últimos torneos. La situación de que el árbitro que expulse a 2 o más jugadores de un mismo equipo (apegado a las reglas de juego), ya no sea sancionado por cumplir con lo que establece la ley.
Siempre que hay cambios, se hacen con el fin de mejorar, esperando que los que estarán en la comisión se hayan hecho para mejorar el rendimiento de cada uno de los señores árbitros. Aunque la historia no sea recordada, que las designaciones sean ganadas con el trabajo en el terreno de juego, en cada uno de los entrenamientos, y no con chismes, con falsa información o hablando mal del compañero, es decir con incompetencia arbitral. Con favoritismos o mediante llamadas telefónicas (cuidado con las grabaciones) que sucedió en antaño con uno de los capítulos más tristes y vergonzosos que ha sufrido el gremio arbitral. Otro problema que puede resolverse es las divisiones de segunda y tercera, ya que de acuerdo a la información que tengo referente a las personas que ocuparán este lugar para designar, regresa gente que ya alguna vez ocupó esos cargos de igual manera con resultados negativos (una vez mas lo reitero, no se debe olvidar la historia, para aprender de ella y no cometer los mismos grandes errores) que tal parece que se inicia de la misma forma; con asesores personales que ahora se encargan de poner o quitar árbitros de las listas de árbitros asistentes FIFA. Esto me recuerda algo que se vivió no hace mucho tiempo, donde los mismos árbitros se encargaron de expulsar a estos personajes que le hicieron un daño terrible al gremio, incluso uno de los asesores de hoy fue de los principales personajes que en un principio apoyaron a estas personas, para después que sus intereses personales de vieron “afectados” hizo reuniones a escondidas para pedir a la comisión de árbitros que fuera expulsado. Por eso insisto esta parte ya la vi, espero equivocarme para no volver a verla. Pero de inicio parece una repetición.
En fin, amable lector le deseo un feliz año 2015, que los señores árbitros recobren su confianza y sean apoyados en su pliego petitorio, que cierren filas, trabajando por un mismo objetivo que ayude a su buen desempeño.
Gracias lectores de un Quijote para el Arbitraje por sus comentarios y sugerencias Twitter @aarchundia896.