Con la tecnología de Google Traductor

Un quijote para el arbitraje. Armando Archundia

María Vega

6, diciembre 2014 - 10:31

06 noviembre 2014. Armando Archundia

CON el gusto de saludarles, amables lectores del Diario de los Deportistas y de “Un Quijote para el arbitraje”. Juegos muy intensos los de ida, pero sin llegar a ser a lo que estamos acostumbrados o estábamos acostumbrados a ver en la fase final, donde los equipos solían buscar el arco rival, intentando sacar ventaja de la localía, siendo aventurados a ir al frente, para tristeza del aficionado parece que esos tiempos han quedado atrás. Considero que falta esa parte de calidad que haga la diferencia en el terreno de juego, mas no en las áreas técnicas, donde tácticamente se han desarrollado los juegos. Las tácticas se están imponiendo a las habilidades, características, capacidades de los jugadores. Ahora los equipos locales salen a conservar invicta su meta; para después de visita o antes, dependiendo, buscar un gol, para manejar la ventaja del primer criterio de desempate, como lo es el mayor número de goles de visitante. Incluso el marcador abultado del América más me parece un accidente que una superioridad de las Águilas, ya que sin convencer con ese futbol que mostró en algunos juegos del torneo regular sacó un resultado si no definitivo sí con una amplia ventaja donde las Águilas deberán sacar ventaja de los espacios que dejarán los rayados al buscar anotar goles.
El juego en el universitario será de mucha entrega con pocas oportunidades de gol, por la forma táctica de marcar en zona defensiva, teniendo posesión de balón, sin ser profundos u osados al ataque.
Toluca vs. Tigres, árbitro César Arturo Ramos, un partido muy disputado sobre todo en la mitad de la cancha, donde ambos conjuntos se neutralizaron, los diablos iniciaron a tambor batiente con tres llegadas de peligro al área de los visitantes, de a poco fue teniendo más la posesión del balón de los regios; los delanteros de ambos conjuntos intentaron por todos los medios para poder anotar, pero fueron bien contenidos por las sagas defensivas, incluyendo a los guardametas. Ramos le dio continuidad al juego, aplicó varias veces la ventaja; su sobriedad para arbitrar le da certeza, tranquilidad y confianza a los jugadores, dialogó con los contendientes para controlarlos, cuando esto no surtió efecto mostró las tarjetas amarillas para calmar el juego por entradas temerarias. Expulsó en forma correcta a Egidio Arévalo por la patada (plancha con ambos pies, golpeando con uno de ellos) con fuerza excesiva que le propinó a Lucas Lobos, cuando los jugadores rojos intentaron cobrar venganza al ver el lenguaje corporal de Ramos de llevarse la mano al bolsillo de atrás (señal inequívoca de usar la tarjeta roja) calmó los ánimos. En el minuto 62 hubo una acción donde Iván Estrada, defensa de Tigres, sujeta por la camisa a Benítez dentro del área penal, no fue apreciada por el árbitro a pesar de la cercanía, considero que no la observa por el lugar donde se desplazó Ramos. Llevó el juego a buen fin. Puntos a mejorar: César tiene que tomar la decisión de indicar faltas de tiro libre o penal dentro de las áreas, sobre todo si las comete el defensa, con la personalidad y credibilidad que tiene. Fue asistido por Marvin Torrentera y Andrés Hernández, como cuarto estuvo Luis Enrique Santander, quien auxilió con el control de las áreas técnicas.
Monterrey vs. América, árbitro Fernando Guerrero, un partido donde a pesar del resultado careció de emociones, los locales simplemente no se encontraron en el terreno de juego, fueron lo opuesto de lo que mostraron en su anterior compromiso, los visitantes con esa experiencia y capacidad de su técnico aprovecharon las circunstancias para tomar esta gran ventaja que los pone con un pie en la final. Guerrero le dio continuidad al juego, ya que aplicó varias veces la ventaja, mostró las tarjetas cuando lo consideró oportuno para controlar el juego, la primera amarilla para Mier fue bien juzgada por la temeridad con que disputó la pelota, la expulsión que le hizo a este mismo jugador fue apegada a reglamento, además de que fue nivel de conducta que puso en el juego. Se desgastó físicamente para estar bien ubicado en el terreno de juego, tomando las decisiones acordes con el mismo. Puntos a mejorar en mi consideración: este es el camino que tiene que tomar para llegar a cumplir sus sueños y objetivos, aplicando las reglas de juego sin importar quién sea el jugador o el equipo. Lo asistieron Héctor Delgadillo y Jesús Sevilla.
En las designaciones de las semifinales de regreso, la Comisión de Árbitros se fue con la gente de mayor experiencia para llevar los juegos de vuelta de estas semifinales.
Tigres vs. Toluca. Árbitro Paúl Delgadillo, ya lo comenté, será un partido muy táctico de probablemente de pocos goles. Por lo que considero que Delgadillo debe poner atención en las faltas tácticas o reiteradas para detener el juego o a los jugadores habilidosos, las infracciones temerarias, las simulaciones, las provocaciones. Lo asistirán Alberto Morín y Salvador Rodríguez; como cuarto árbitro, Óscar Macías.
América vs. Monterrey. Árbitro Roberto García. Un partido que en apariencia está ya finiquitada la serie, lo cual no es cierto, ya que en el futbol no está nada escrito; por lo que considero que García debe poner atención en las faltas tácticas o reiteradas para detener el juego, las infracciones temerarias o con fuerza excesiva, las simulaciones, el retardo en la reanudación del juego. Lo asistirán José Luis Camargo y Miguel Hernández; como cuarto árbitro, Jorge Antonio Pérez.
Gracias, lectores de “Un Quijote para el arbitraje”, por sus comentarios y sugerencias. Twitter: @aarchundia896.