Con la tecnología de Google Traductor

Un quijote para el arbitraje. Armando Archundia

Itzel Ubiarco

3, diciembre 2014 - 10:03

03 diciembre 2014. Armando Archundia

CON el gusto de saludarles, amables lectores del Diario de los Deportistas y de “Un Quijote para el arbitraje”. Listos los cuatro semifinalistas, cambió por completo el panorama con respecto a los juegos de ida, en estos de vuelta se volvió a sentir la tensión nerviosa, la emoción, la incertidumbre, la pasión (incluso desbordada en algún juego, tristemente).
Como lo comenté anteriormente, en el futbol no hay nada escrito, los partidos se ganan después de finalizada la serie, no antes, como sucedió con dos equipos que me parece que cometieron el error de salir más que confiados. Tres juegos se definieron por posición en la tabla general, siendo más justos los procedimientos para definir ganador de la serie; sólo los Rayados ganaron por marcador global, son los únicos que marcaron dos goles.
En lo referente al trabajo de los señores árbitros, cumplieron acorde con lo que se esperaba de ellos, no hubo decisiones que cambiaran el rumbo de los cuartos de final.
América vs. UNAM. Árbitro Roberto García. Un partido vibrante con un América buscando el gol que los metiera a las semifinales, lo cual generó espacios que no supieron aprovechar los universitarios, destacando la figura del guardameta americanista. García mostró la primera tarjeta amarilla al segundo 10 del juego a Palacios por una entrada temeraria, esta decisión le dio rumbo al juego, ya que lo condujo de forma adecuada. Hubo una acción donde no se percató de una entrada temeraria de Sosa sobre Molina, quien después fue a provocar al universitario, siendo amonestado. Aplicó varias veces la ventaja, dando continuidad al partido.
Puntos a mejorar en mi consideración: tiene que analizar cuándo los jugadores usan las manos en forma deliberada para jugar el balón, no está calificando en forma adecuada. Fue asistido por Alberto Morín y Christian Espinosa. Como cuarto árbitro, Miguel Chacón.
Tigres vs. Pachuca. Árbitro Jorge Antonio Pérez. Un juego muy intenso, disputado, demasiado ríspido, con muchas infracciones temerarias e incluso algunas con fuerza excesiva, un partido muy complicado para el cuerpo arbitral. Pérez amonestó a varios jugadores de ambos equipos por diferentes infracciones, desde jugadas temerarias hasta sujeciones que evitaron que los jugadores que recibieron la falta se pusieran en posición ventajosa, no tuvo jugadas complicadas en las áreas de penal. No aprecia en forma correcta el pisotón que le dio Guerrón a Mosquera (patada con fuerza excesiva), que a la postre lesionó al zaguero tuzo, después de esta acción el partido creció en intensidad y dificultad para el árbitro.
Puntos a mejorar: tiene que buscar una mejor ubicación para observar de mejor manera las infracciones con fuerza excesiva que corren el riesgo de lesionar al adversario. Lo asistieron Jesús Sevilla e Igor Flores. Como cuarto árbitro, Érick Yair Miranda.
Toluca vs. Jaguares. Árbitro Paúl Delgadillo. Un partido vibrante con unos Jaguares que no bajaron los brazos durante esta serie siendo un digno rival, que fueron marginados de las semifinales por la posición en la tabla. Los rojos, con la experiencia de jugar estas instancias, sacaron el resultado. Delgadillo mostró su experiencia, le dio continuidad al juego, ya que aplicó varias veces la ventaja; amonestó cuando lo consideró necesario para controlar los ímpetus de los jugadores; le muestra la tarjeta amarilla a Amione por una simulación flagrante, llevó el juego a buen fin. Puntos a mejorar en mi consideración: cuando muestre la tarjeta por una conducta antideportiva no debe hacerlo con enojo, ya que esto le resta personalidad y respeto por parte de los jugadores. Fue asistido por Miguel Hernández y Miguel Chua, como cuarto árbitro, Miguel Ayala.
Atlas vs. Monterrey. Árbitro César Arturo Ramos. Un partido donde los locales salieron demasiado confiados, teniendo un mal juego, lo cual fue aprovechado por los regios, quienes hicieron todo por llevarse en forma justa la victoria, consiguiendo su pase a la fase de semifinales. Ramos le dio continuidad al juego, buscó siempre una buena posición para tomar las decisiones que fueran acordes con el partido. Hubo diferentes acciones dentro del área penal del Monterrey que en mi opinión fueron bien decididas, una donde Caballero choca contra un defensa, la otra en la que Medina gana el balón y Caballero cae por acción de juego. El penal que sancionó contra el Atlas fue bien juzgado por mano deliberada de Venegas (indicado por el asistente 1). Llevó el juego a buen término sin complicación alguna, ya que la superioridad de los visitantes fue manifiesta. Puntos a mejorar en mi consideración: tiene que tomar la responsabilidad de indicar las faltas de penal que se cometan y no esperar a que las indique su asistente (basta recordar que Ramos no marcó penales en este torneo, salvo uno que igual que este fue a instancias de su asistente). Fue asistido por José Luis Camargo y Juan Carlos Salinas; como cuarto árbitro, Óscar Macías.
Gracias, lectores de “Un Quijote para el arbitraje”, por sus comentarios y sugerencias. Twitter: @aarchundia896.