Con la tecnología de Google Traductor

31, enero 2024 - 22:37

┃ Miguel Angel García

Pablo Hermoso de Mendoza comenzó su despedida de la México. FOTOS: RAMÓN ROMERO

En una noche embelecada por amigos cercanos y familiares, el mítico rejoneador de Navarra Pablo Hermoso de Mendoza, convivió de manera más que íntima y amigable. A unas horas de despedirse de la Plaza Mexico (en espera de reviertir en juzgados la nueva suspensión que se dictó ayer) recordó que fue un lugar donde plasmó momentos inolvidables en la memoria de miles de personas, el maestro, espera que en su despedida pueda contar con un toro que lo ayude a culminar la soñada obra.

“Sueño con un toro que me permita expresar y con esa comunión con la gente. Que se haga ese milagro y sentimiento mutuo que sea una tarde para el toreo”.

SU PRIMERA VEZ EN LA PLAZA MÉXICO

El rejoneador de Navarra recordó con gran nostalgia que cuando llego a Mexico, presentarse en el Coso de Insurgentes, fue un momento que jamás olvidará ya que nunca pensó salir a hombros.

“El factor sorpresa de mi y hacia el público fue increíble, llegue a Mexico sin conocer nada; me impactó la plaza y en mi presentación salí a hombros y fue lo que me catapultó para llegar a todos los públicos de la geografía mexicana.

El camino de Pablo Hermoso no fue sencillo y para convertirse en la figura de hoy día, recordó que tuvo que pasar por un camino complicado y lleno de obstáculos que libro gracias al apoyo de su familia y equipo de trabajo.

“El primer año el reto era sobrevivir, la logística era muy complicado porque los caballos sufrían mucho por no tener los camiones adecuados”.

MÉXICO, INOLVIDABLE PARA PABLO HERMOSO

En su noche, Pablo contó vivencias y peripecias en sus periplos de campañas en Mexico, siempre desde el ángulo diverirdo y lleno de nostalgia como cuando despidió a “Cagancho”.

“Cagancho provocaba algo increíble en los tendido, tenía un carácter tremendo, jamás te faltaba caballo”. Su despedida en la Mexico fue una novedad. En Sevilla, Madrid y Pamplona se despidió, veías a gente llorando. Hubo nostalgia y agradecimiento hacia un cuatrero”, apuntó

Pese a tener un día agitado, el maestro, se dio tiempo para compartir su experiencia y visión sobre un buen caballo y técnicas del rejoneo además de revolución que ha implementado .

“En el encuentro para que sea puro y profundo, deben encontrarse las tres miradas en un triángulo, ahí es donde de verdad rexiste verdad de la tauromaquia. El centro de la suerte”, apuntó.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Hermoso de Mendoza, reconoció que el decir adiós de los ruedos no es algo sencillo ya que una importante parte de su vida se ha quedado en los ruedos.

“El adiós es duro , pero es gratificante . Estoy muy agradecido con lo que me ha dado la tauromaquia, pero despegarme, no le acabo de creer que es un adiós. Seguiré toreando festejos altruistas . No es un adiós a los caballos”, advirtió.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí