Con la tecnología de Google Traductor

31, mayo 2023 - 16:29

┃ Guillermo Abogado González

Arturo Zaldivar tuvo regreso triunfal en Las Ventas _ Foto_ Especial

El diestro mexicano Arturo Saldívar mostró su torería en su regreso a Las Ventas en una corrida muy bien presentada por parte de la ganadería Santiago Domecq. Donde compartió cartel con Fernando Adrián, quien abrió la Puerta Grande, y Álvaro Lorenzo.

TE RECOMENDAMOS: La tauromaquia y el arte se conjugaron por los 50 años de fallecimiento de Pablo Picasso

Saldívar fungió como primer espada y piso el coso de la calle Alcalá por primera vez desde que lo hiciera en 2015. Lo hizo cargado de ganas luego que el lunes pasado la lluvia no le permitió concretar su confirmación en Nimes. El hidrocálido, de berenjena y oro, abrió el vigésimo primer festejo de la Feria de San Isidro 2023 con “Manosfinas”. Bragado, meano, girón, un astado que en dos ocasiones mandó al mexicano a la arena.

Saldívar comenzó su faena a la verónica y después del encuentro con el caballo, el matador intentó un quite por la espalda para sufrir una voltereta que para su fortuna no pasó a mayores. El toro impactó al diestro con el testuz y no con la cornamenta. El torero de 33 años se recuperó, se puso de pie para firmar un quite por chicuelinas que cerró con una media verónica.

Con la muleta en mano el aguascalentense comenzó de rodillas en los medios para darle emoción a la faena. Ya de pie concretó buenas tandas con lentos derechazos para arrancar el ¡olé!. Del presente, siempre aprovechó el pitón derecho del burel una vez que al natural el enemigo siempre fue amenazante. Con determinación se plantó Saldívar, con temple antes de recibir otro golpe del primero de la tarde tras una distracción que casi cuesta más contra un toro bravo, encastado.

En la suerte suprema puso la espada algo trasera. El matador mexicano se llevó las palmas y hubo leve petición de oreja sabedor de que una buena estocada le hubiera significado una oreja. “Manosfinas” fue ovacionado en el arrastre. Con su segundo de la tarde, el cuarto en el orden de la lidia, “Sensible” negro mulato, Arturo Saldívar estuvo voluntarioso contra el animal que protestaba mucho.

Arturo Zaldívar terminó con manoletinas y una estocada

El mexicano poco pudo hacer con el capote y con la muleta trató de sacar al astado de sus terrenos. Intentó en los medios al natural, aunque sin conectar demasiado con el público. Finalizó con manoletinas muy meritorias y una estocada ligeramente trasera. Se fue en silencio. Una actuación de Arturo Saldívar de valor, en la que pudo demostrar algo de su torería, no se guardó nada.

Hay que trabajar muchas cosas, hay que seguir creciendo como torero, pero por disposición nadie me lo puede negar. Ha habido muchos muletazos de buena profundidad y muy buen corte, he pegado muletazos que ha reducido el toro y lo he disfrutado. Por lo menos sé que eché la moneda al aire todas las veces que se tenía que hacer. No hubo ninguna duda que se pueda reprochar, si acaso la espada en el primero”, dijo el mexicano al finalizar su actuación.

Por su parte, Fernando Adrián le cortó una oreja a cada uno de sus enemigos para abrir la Puerta Grande en Las Ventas, con el quinto de la tarde de nombre “Contento” hubo una buena conexión, en la que el toro sacó la casta, vendía cara su muerte y fue premiado con vuelta al ruedo en el arrastre. Mientras que Álvaro Lorenzo finalizó con silencio tras aviso y una vuelta tras petición.