Con la tecnología de Google Traductor

5, diciembre 2022 - 15:47

┃ David Segoviano / ENVIADO

El zoco es el mercado tradicional en Doha. David Segoviano

Doha.- La tarde se pinta verdeamarela en Souq Waqif. El zoco, el mercado tradicional, está repleto de turistas al mediodía del lunes. Brasileños, la mayoría. Está muy cerca del estadio 974 (a dos estaciones de la línea Dorada del Metro), donde horas más tarde la Canarinha se dará un festín de goles frente a Corea.

TE RECOMENDAMOS: Choque cultural: así es un día de playa en Doha durante el Mundial de futbol

La zona es el espacio natural para buscar souvenirs qataríes. O, mejor dicho, souvenirs indios, indonesios y chinos que recuerden a Qatar, porque aquí abundan los productos importados. Así funciona el país. Con una población local que no llega al 20% y el resto de migrantes, y una economía fuertemente ligada a los hidrocarburos, aquí no sorprende nada que venga de fuera de las fronteras. Ni un llavero que diga DOHA-QATAR en letras doradas.

Pasada la locura futbolística de los cuatro partidos diarios de la primera ronda, la afición se da más tiempo de recorrer la ciudad. Este día en particular, abundan los brasileños. Su selección se juega más tarde el pase a Cuartos de Final y da tiempo de recorrer Souq Waqif.

En medio de este mosaico multinacional, la oferta gastronómica no desentona. Comida árabe, italiana, hamburguesas y algo de comida callejera. El clásico heladero turco que te da tu helado después de unos minutos de divertirse a tus costillas dándote conos vacíos, gritando y tocando campanas.

Hay también un lugar que ofrece comida brasileña y caipiriñas sin alcohol. A unos pasos, La Boca, el restaurante argentino de un libanés que trabajó en Buenos Aires y donde nadie habla español. Atienden bien, eso sí.

Apenas unos pasos más, se puede ingresar al Souq Waqif Art Center, una galería con exhibición permanente y venta de obras de arte, principalmente de artistas locales, algunos de los cuales trabajan ahí.

@estoenlinea "Why so serious?" Pero en Qatar… #ESTO #Deportes #Futbol #Guasón #Joker #Qatar2022 #Viral #Parati #Arte ♬ sonido original – ESTO en línea

Por orden natural de las cosas, muchas obras giran en torno al mar y al desierto. Y también, alrededor de la Copa del Mundo. Se exhiben retratos de Cristiano Ronaldo, Harry Kane y Neymar. No está Messi, pero sí Mohamed Salah, aunque Egipto no participó en la justa.

Al fondo, justo antes de salir, la risa torcida de Joaquin Phoenix caracterizado de Jocker en una pintura, da el toque occidental a una galería repleta de arabescos.

A la salida del mercado, rumbo al Metro, veo entrar a dos hombres con su inmaculada kandora blanca y la cabeza cubierta con un keffiyeh a un edificio blanco, de apariencia solemne. Pienso que es una mezquita hasta que veo el letrero que dice Artal Perfume.

Hay solo tiendas especializadas en fragancias, todas del mundo árabe. Aquí no hay marcas comerciales occidentales. Esas deben buscarse en el mall. Entro a una tienda donde un amable vendedor me ofrece perfumes, jabones y esencias árabes importados de Omán. Se llama Osama, es yemení y hace un esfuerzo por utilizar el español que ha aprendido en Netflix viendo La Casa de Papel y Narcos.

Me ofrece también un frasco de frankincense, una resina aromática que tiene muchos nombres según el país, pero que en español se dice olíbano y que se usa como incienso, al quemarlo, o como goma de mascar.

La noche aquí llega a las 17:00 horas. Así que, apenas pasadas las horas de comida, la gente empieza a moverse. Principalmente los brasileños, que son mayoría en Souq Waqif y lo serán también en el 974. Y algún mexicano, que aún los hay en Doha. Con sus sombreros de charro, para que nadie lo dude.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

  🔊Escucha nuestro podcast🔊
Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí