2, abril 2021 - 22:58

┃ Javier Juárez

Tomas Boy

Foto: Mexsport Tomás Boy quedó molesto tras perder en Puebla. Con el arbitraje y con Nicolás Vikonis. El Jefe no ocultó su enfado, sobre todo con el trabajo de los jueces. Mazatlán se rezagó en la pelea por la repesca: “Hay jugadas muy dudosas, una mano del adversario que el árbitro no se dignó a revisar, tenemos como enemigo al VAR, hubo otra increíble, una falta sobre Israel Jiménez que es de roja expulsión directa, el árbitro no quiso saber nada, tuve que sacar a mi jugador por el dolor que sentía”, indicó Tomás. El Jefe lamentó cómo se les fue el juego de las manos: “El partido lo teníamos perfectamente bien dominado, tranquilo, llevado en una forma muy buena, nos fuimos adelante en el marcador, después cometemos muy pocos errores, pero son grandísimos, no vale la pena hostigar públicamente a mi jugador, pero son errores graves, en ese error se da el penalti, se da la expulsión, jugar con 10 hombres no es tan fácil, Puebla se encontró con dos goles, ganó bien, aprovechó las circunstancias”, dijo. Tomás recalcó que “cuando expulsan a mi jugador se acaba el partido, es difícil manejar el juego con un hombre menos, entró un chico que va a ser un tremendo portero, pero que no puede cargar con la responsabilidad”, expresó. Qué le va a decir a Vikonis, Boy lo guardó para él: “El error nos deja con un hombre menos, todos lo vieron, pero me guardo lo que voy a decirle al portero, sólo nos queda trabajar y que esta experiencia no se vuelva a repetir”, mencionó el Jefe. ?Escucha nuestro podcast?