Con la tecnología de Google Traductor

23, agosto 2019 - 21:36

┃ ESTO

nota-parapanamericanos

Perú vuelve a estar en los ojos del mundo al continuar con la fiesta deportiva más importante del continente americano.

El estadio Nacional de Lima, recibió por segunda vez la llama panamericana que arderá hasta el primero de septiembre, con los Juegos Parapanamericanos de Lima.

La cancha del estadio se convirtió en un Tótem hecho de tres obelisco inspirado en ejemplos Pre-hispánicos que se trasformó en un árbol como símbolo poderoso de la Biodiversidad del Perú y de la vida en general.

Los acróbatas y bailarines saltaron al escenario a darle color y festividad a las 30 naciones participantes, quienes desfilaron mostrando su jubiló y garra de estar presentes en la justa continental.

 Forlán reconoce que tuvo ofertas de América y Cruz Azul

La delegación mexicana apareció en escena, la lanzadora Rebeca Valenzuela desfiló portando la bandera y de tras de él, el resto el representativo nacional, quienes buscarán hacer historia.

Luego de que los paratletas tomarán su lugar, 36 acróbatas entraron a escena entre ríos de fuego y lava, simbolizando una catástrofe natural que pone en peligro la supervivencia de la humanidad.

Aparecen dos personajes dorados encima del tótem, donde una línea de luz viaja desde la cima hacia abajo del escenario y un mar de estrellas se transforman en las líneas del Nasca.

Un laberinto fue plasmado, que simboliza la vida misma, con sus dificultades y obstáculos. Y en ellos, dos niños reforzando su amistad.

Dos personajes se presentan en el centro y comienzan a escalar el titém, lo cual significa la última competencia y la victoria.

 “Chucky” jugaría contra Juventus

El presidente del Perú Martín Vizcarra, declaró inaugurados los Juegos Parapanamericanos de Lima y el cielo limeño se llena de luces y los asistentes responden con aplausos, mientras se iza la bandera Paralímpica en el estadio Nacional.

La antorcha parapanamericana hace su arribo, se muestran imágenes de su recorrido por el pueblo de Perú y es trasladada por reconocidos paratletas, para que queden inaugurada oficialmente la justa más importante del continente.

La fiesta continuó con el grupo Bareto que hizo sonar el que se ha convertido en el himno no oficial de los Juegos ‘Cariñito’, que hizo bailar a los asistentes con su ritmo.