Con la tecnología de Google Traductor

Para enchilar la piel. Máscara Enchilada

ESTO

30, noviembre 2014 - 9:50

30 de noviembre 2014. Máscara enchilada

SALUDOS ENCHILADOS amigos… el 28 de noviembre de 2014 será una fecha triste y difícil de olvidar para los mexicanos y me atrevo a decir que para millones de personas en nuestro continente y más allá. Ese día, el “Chavo del 8” se fue por una torta de jamón al cielo, la torta que soñó comerse toda la vida y que se la merece después de regalarnos tantas sonrisas. Roberto Gómez Bolaños “Chespirito” fue un hombre que marcó generaciones con su humor; personajes como “El Chavo del 8”, el “Chapulín Colorado”, “Chaparrón Bonaparte” y el “Chómpiras” nos acompañaron en varios momentos de nuestra vida; de hecho, nos siguen acompañando porque la repetición de sus programas y caricaturas las seguimos disfrutando y el próximo año hasta una película del “Chapulín” estará en cartelera.
Pero además de escribir, dirigir, actuar y llenar con humor la pantalla, don Roberto fue un hombre aficionado al deporte, y el boxeo siempre le llamó la atención, lo practicó e incluso se subió al ring como amateur para echarse unos buenos moquetes en la división paja. Alguna vez dijo que su gusto por ponerse los guantes surgió por abusos que sufrió por ser chaparrito y fue en los golpes donde encontró a su mejor aliado para defenderse, después, lo hizo por deporte.
Su pasión por el futbol y por el América se ve reflejada cuando el niño del barril se sentía Enrique Borja y anotaba un gol, o en la historia del “Chanfle” que llevó a la pantalla grande, aquella película rodada teniendo al estadio Azteca como marco de un sinnúmero de jugadas de un “crack”. Pero su amor por el fut venía (ahora sí) desde muy chavo, ya que jugó en las fuerzas básicas del legendario equipo Oro, en donde muy pronto entendió que su baja estatura y delgadez le complicaban jugar bien al futbol.
En recompensa, fue el deporte que más homenajes le dio en vida, jugadores de diferentes países como el chileno Sebastián González “Chamagol” celebró muchos goles con la gorra del “Chavo del 8”, en los mundiales de futbol, el personaje que más aparece en los estadios es el “Chapulín Colorado” para identificar que ya llegaron los mexicanos. Y es precisamente por el futbol que “Chespirito” se lleva uno de los grandes momentos de su vida, como aquella noche en que Maradona lo llevó a su programa de televisión para decirle en varias ocasiones la idolatría que desde niño le tenía, pero más memorable resultó el momento en que Gómez Bolaños se levantó para ir a saludar al papá del “10” y con su extraordinaria chispa humorística le dijo: “Lo felicito, usted sí sabe hacer las cosas”.
Gracias, “Chespirito”, por amar al deporte, gracias por tantas sonrisas que nos diste, gracias por tu talento que rompió fronteras, gracias por dejarnos un chavo que siempre vivirá en nuestro corazón.
Hoy, en el cielo tendrás tu nueva vecindad y seguramente un barril más grande y cómodo como te lo mereces, ojalá juegues al futbol con quienes están por allá. Hasta siempre, don Roberto… hasta siempre “Chespirito”.
Nos leemos el próximo domingo y recuerden: “Máscaras habrán muchas, pero Enchilada… sólo una”.
Twitter: @mascarenchilada
Blog: mascaraenchilada.blogspot.mx
contacto@mascaraenchilada.com.mx