Con la tecnología de Google Traductor

Para enchilar la piel. Máscara Enchilada

ESTO

14, junio 2015 - 10:44

14 junio 2015. Máscara Enchilada

“LE MANS A 60 AÑOS”
SALUDOS Enchilados amigos… Hace 60 años, el 11 de junio de 1955, sucedió una de las mayores tragedias de las cuales se tenga memoria en el automovilismo deportivo. Ese día se escribiría una página de horror en la carrera de las 24 horas de Le Mans. Dicha competencia se corre año con año en junio y es considerada una de las más prestigiosas del mundo por reunir a pilotos y equipos de diferentes campeonatos nacionales e internacionales en el circuito francés de 13,492 metros de La Sarthe, Francia.
Por eso, este 2015 la carrera de Le Mans tiene un especial halo de tristes recuerdos por aquel fatídico accidente. Como era habitual en aquellos años, la carrera se corrió con los mejores pilotos en Fórmula Uno y en Sport. Justo cuando el reloj del circuito de La Sarthe marcaba las 18 horas con 28 minutos y se corría la vuelta 35, en la pista había una seria disputa por el primer sitio entre el piloto británico Mike Hawthorn de la escudería Jaguar y el argentino Juan Manuel Fangio de Mercedes.
Después del necesario abastecimiento Hawthorn pisó a fondo para buscar el triunfo y eso lo llevó a intentar rebasar a Lance Macklin, que venía rezagado; sin embargo el detonador de la catástrofe fue cuando el piloto británico (llevando una velocidad de 250 kilómetros por hora) frenó demasiado rápido y giró hacia la derecha, lo que provocó que Macklin doblara hacia la izquierda para evitarlo; Levegh, quien pretendía adelantarse, no encontró espacio para evitar el impacto y su auto se subió al de Macklin, que por la velocidad y el choque saltó sobre el alambrado.
Los restos del auto se despedazaron por el aire y volaron hacia la multitud, por lo que el motor y el tren delantero del automóvil se desprendieron, el tanque explotó y todo fue a dar a los aficionados que se encontraban asomados en las gradas de la tribuna principal de aquel viejo circuito que no había mejorado su seguridad con 30 años de antigüedad. El caos y la tragedia se apoderaron de la tribuna en donde una bola de fuego cayó a los espectadores que inmediatamente empezaron a caer uno a uno y mientras otros con heridas deambularon por la pista en plena carrera.
La tragedia de aquel 11 de junio de 1955, en las 24 horas de Le Mans, dejó un gran número de heridos y 84 muertos, entre ellos al propio Levegh. Por aquel suceso, el circuito quedó en la memoria por haberse convertido en el protagonista del peor accidente en la historia del automovilismo. Como es de suponerse, también se suspendieron carreras en aquellos años, incluyendo los grandes premios de Alemania y Suiza.
A 60 años de la tragedia y durante la 83ª edición de Le Mans este fin de semana, una serie de eventos honrará la memoria de quienes perdieron la vida aquella tarde. Por cierto, lo sucedido quedó registrado como un accidente de carrera inevitable sin mayor investigación. Al paso de los años el automovilismo deportivo aprendió la lección, evolucionó e implementó mayores medidas de seguridad en todos los ámbitos para protección de todos los involucrados en el deporte motor, tratando de evitar hechos lamentables en cualquier pista del mundo.
Nos leemos el próximo domingo, y recuerden: “Máscaras habrá muchas, pero Enchilada… sólo una”
Sígueme en Twitter: @mascarenchilada