Con la tecnología de Google Traductor

Tijeretazos y machetazos. Shanik Berman

Itzel Ubiarco

30, diciembre 2014 - 10:33

30 de diciembre 2014. Shanik Berman

¿Qué tan sensual y sexual es Lenny de la Rosa?, le pregunté al guapo cubano.
“Pues sí, tengo parte de eso, yo platicando con Giselle González, la productora de ‘Yo no creo en los hombres’, me decía que quería que Ari, mi personaje, tuviera un poco de lo que tiene Lenny, esa frescura, ese desenfado de repente para platicar de su sexualidad o cualquier tipo de temas íntimos, no pasa nada y que este personaje tenga esa frescura también”.
-Además eres joven, estás en la plenitud sexual, ¿qué edad tienes?
“Tengo ya casi treinta”.
-Entonces tú puedes hacer el amor diario, todos los días, de lunes a domingo. ¿O eres de los de una vez a la semana?
“No, no, no, para nada, yo creo al contrario, cuando uno tiene ese sentimiento hacia la persona, ese gusto y la persona te atrae muchísimo, yo puedo y me encanta hacer el amor diario”.
-Porque hay gente que dice: yo con mi pareja lo hago una vez al mes.
“Hay que aprender a renovarse en la sexualidad, a ser creativo para que no se convierta en una rutina, bailar, reír, oír música”.
-¿Haces striptease?
“No llego tan lejos, aunque en la intimidad todo se vale, pero no me ha tocado todavía hacer striptease, pero me estás dando ideas aunque me daría un poquito de pena, pero lo podría hacer”.
-¿Te han propuesto utilizar tu cuerpo y decir ‘está guapa esa directora, me voy acostar con ella para que me dé el papel’?
“Sí, obviamente entre broma y broma la verdad se asoma, de repente hay gente que entre broma te dice: ‘oye, te pongo casa y carro y todo eso’, y yo digo que ‘no, gracias’”.
-¿No lo aceptaste?
“No, para nada, llevo más de diez años en México y tal vez hubiera sido muy fácil lograr cosas, pero apenas después de diez años acá echándole ganas, están saliendo cositas y lo disfruto mucho justo porque es a raíz de mi esfuerzo únicamente y de nada más”.
-¿Y cuando te decían ‘te pongo casa y carro’, no te pasó por la cabeza, para qué tanto matarme si con un acostoncito…?
“No, no, no, cómo crees, yo soy bien selectivo, soy hasta tímido y muy introvertido, aunque no lo parezca. Cuando me siento a platicar con una chava, en serio me cuesta un poquito, soy congruente conmigo mismo”.
-¿Cuando quieres conseguir algo, harías lo que fuera para conseguirlo con tu belleza?
“No lo haría porque el cuerpo es un instrumento que obviamente te puede ayudar en esta carrera, pero para nada lo usaría como un anzuelo para atraer las cosas, ni me gustaría que fuera así nunca”.
-¿Andarías con una mujer gordita, con sobrepeso, con una mujer obesa como hiciste al comienzo de la telenovela?
“Sí, y he tenido de hecho cuando era más chavo, de repente tuve mis noviecitas así, claro que sí, sí me ha tocado tener novias gorditas, cómo no”.
-¿No te fijas tanto en el físico para declarártele a una chava?
“Mira, uno como hombre es medio animal de repente, con esa parte animal que tenemos los hombres y las mujeres también, pues obviamente te llama la atención, pero me ha tocado que luego hay chicas bien hermosas con las que cruzas dos palabras y te diste cuenta que nada tienen que ver contigo, ni van para ningún lado o que en la persona que menos me imaginaba me hace reír y me la paso bien y me hace espiritualmente encontrar cosas y me mueve cositas. Me ha tocado enamorarme de chicas que nunca pensé que me iba a enamorar de ellas”.
-¿Y qué se necesita para que Lenny tenga novia, o ya tienes novia?
“No tengo novia. Fey no es mi novia, no tengo una relación romántica en este momento con nadie, pero para tener una relación seria con una mujer, yo creo que necesito una chica con mucha chispa para la vida, muchas ganas de vivir, mucha alegría, que tenga esa chispa de conocer lugares, esas ganas de comerse el mundo y que me contagie eso. De una mujer así, sí me enamoraría”.
-En la novela, andabas con alguien que ya estaba comprometida.
“En la telenovela sí, sí, el personaje de Ari, así empieza, el tipo tiene una relación con una chica que está comprometida con el personaje de Gabriel Soto que es el protagonista pero yo Lenny de la Rosa nunca lo haría, no hago lo que no quiero que me hagan”.