Con la tecnología de Google Traductor

Tijeretazos y machetazos. Shanik Berman

Itzel Ubiarco

3, febrero 2015 - 11:07

3 febrero 2015. Shanik Berman

“YO LLEVO A MI PERRO ‘TEQUILA’ A TODOS LADOS ESCONDIDO PORQUE ES MUY MALO DEJARLOS SOLOS EN LA CASA”: MARÍA CONCHITA ALONSO
MARÍA Conchita Alonso llegó a nuestra entrevista acompañada de “Tequila”, su perro chihuahua, por lo que le pregunté:
-¿No muerde tu perrito?
“¡Nada!”.
-¿Y ahora qué es esta moda de traer al perro a las entrevistas?
“Yo lo llevo a todos lados porque no lo puedo dejar. En el hotel no saben que la tengo conmigo, yo lo escondo, no se lo digan a nadie. Es muy malo dejar a los perros solos, sólo la dejo en el hotel a la hora del show porque hay un solo camerino para las cuatro cantantes y ahí sí estaba peligroso que fuera. La gente compra animalitos y se va a trabajar todo el día y los deja solos en la casa; eso no se debe de hacer porque los animales sufren. Dos animalitos se hacen compañía, pero comprarlos para dejarlos solos o amarrados, ¡ay, no, qué tristeza!”.
-¿La perra chilla?
“No, ella no llora. Nada, nada. Sólo cuando pasa el camión de los bomberos que hace ‘auuu’, ella también hace ‘auuu’…”.
-¿Es imitadora, entonces?
“No, y es que no tengo con quién dejarla y viajos por todas partes con mi perrito y así viajo sin pendientes y no la quiero dejar aunque tampoco nunca se hace pipí en el hotel ni nada porque aunque no le pongo pañal, le pongo un tapetito y ella sabe que ese es el baño y ‘Tequila’ no es una excentricidad mía, yo la rescaté de una perrera, Es una perrita que la abandonaron, que fue maltratada, por eso no ladra aunque sabemos que los chihuahuas ladran mucho”.
-¿Le pegaban?
“Seguro le pegaban, y ahora cuando aúlla, nosotros le aplaudimos: ‘¡sí, qué bien!”.

“LLEVO 6 AÑOS CON MI NOVIO FERNANDO”
-¿Y cuando sales con tu novio Fernando, qué haces?
“Yo sigo con Fernando pese a que han dicho que terminamos, y la cantante Dulce tiene un concepto muy interesante de Fernando y mío”.
Dulce dijo: “Yo digo que ellos buscan pelearse para reconquistar la luna de miel todos los días, porque es más rica la reconciliación. Entonces les digo: ‘ustedes se pelean buscando la reconciliación. Se pelean y al segundo día ya están en una playa tirados y me mandan fotos de cómo están nadando y cómo él la carga, cómo la besa. O sea, ¡bien rico!”.
-Dulce, ¿tú tienes novio?
“No, Shanik, ya no. Ya no hay valientes que se lancen tan fácil”.
-Pero estás bien guapa.
“Pero guapas hay muchas, mujeres que quieren una pareja también. Yo lo que veo es un fenómeno muy grande de mujeres solas, inclusive mujeres muy guapas, jóvenes, exitosas y lindas están solas, pero muchas. Y de todas las edades, las chicas de treinta años y las chicas de veinte desesperadas por un novio y no hay. Está muy escaso el mercado, por eso hay tanto baje y tanta cosa, porque están muy escasos los hombres. En primer lugar, no quieren compromiso, se les da muy fácil la relación con una persona, con otra y normalmente a los hombres grandes les gustan las chiquitas. Entonces es muy difícil. Mira, los hombres que están casados ya hicieron su vida y los que ya están divorciados no quieren volver a tener un compromiso, por lo general, y hay tantas muchachitas, jovencitas que están dispuestas, antes no había competencia con las jovencitas, que estaban en su rollo con los jóvenes, pero ahora es una revoltura y los señores grandes piensan salir con una de veinticinco; por eso yo me comporto como una niña. Siempre tienes que comportarte como una niña porque tenemos experiencia, pero somos chamacas”.
-¿Y tú, María Conchita, cuánto tiempo tienes ya de novia con Fernando?
“Ya van a ser 6 años y vivimos juntos. Nunca en mi vida me había pasado eso, nunca había pasado de tres años de vivir con alguien, ese era el límite, pero ahora sigo con Fernando y doy gracias que seguimos, porque a mí también me da mi picazón y te empieza a dar flojera y te habla y ya dices: ‘ay, otra vez’, ya no existe la tolerancia, el primer pleito dices ‘bye, se acabó’. Sí, ya no hay tolerancia. Mis padres no duraron, pero se divorciaron cuando yo tenía 18 años. Nunca hubo pleito en mi casa ni hubo gritos, nada. Eso quiero para mí: una relación tranquila y bonita, y la tengo”, concluyó María Conchita Alonso.