Con la tecnología de Google Traductor

Minuto 45. Teodoro Cano

Itzel Ubiarco

29, noviembre 2014 - 10:13

29 noviembre 2014. Teodoro Cano

A PARTIR de hoy la ronda de cuartos de final va a subir de color debido a que no hay mañana, de los ocho conjuntos que están con vida sólo cuatro van a seguir adelante en la ronda de semifinales en busca del campeonato Apertura 2014 de la Liga MX. Se podría decir que hay conjuntos con ventaja, Toluca, Atlas y Tigres que lograron anotar como visitantes y que en su casa serán un “hueso duro de roer” y se les puede considerar como favoritos para calificar sin descartar al Pachuca. Los Diablos Rojos lucieron ante una de las escuadras más incómodas por su forma de jugar, con fuerza en todas sus líneas, Jaguares, al que se le puede considerar como el rival a vencer de los ocho que están aún en plena pelea por seguir adelante, pero los dirigidos por Saturnino Cardozo tuvieron destacada actuación a pesar de que en la cancha no estuvo Lucas Lobos y Miguel Ponce entró hasta la segunda parte. Los Tigres sacaron un buen resultado de Pachuca al empatar a uno y se espera que en su casa ante su gente surja una verdadera erupción en el Volcán y que empujara a su equipo en busca del triunfo. Y ni hablar de los dirigidos por Tomas Boy, que llegan al partido con ese triunfo de 1-0 sobre el Monterrey y que en la Sultana del Norte demostraron que tienen todo para dejar en el camino a los Rayados. No podemos descontar a los Pumas, que el estadio Azteca se crecen de verdad y con ese triunfo que lograron el miércoles ante el América por 1-0 y de acuerdo con la forma en que se han visto ambas escuadras no hay duda que la “maldición” del superlíder puede hacerse presente si es que las Águilas no reaccionan y salen de esa mala racha en la que cayeron en plena recta final del torneo regular. Las emociones deberán comenzar a partir de hoy a las cinco de la tarde en el Estadio Azteca en donde el América está obligado a sacarse la espina y salir por el triunfo con la obligación de cuidar que no les anoten uno (o varios) goles, ya que corren el peligro de que los Pumas se proyecten directamente a semifinales, si tomamos en cuenta que los felinos se han transformado de la noche a la mañana y se encuentran con la moral por las nubes. Para esta tarde Antonio Mohamed espera poder contar con sus mejores hombres para darle la voltereta al marcador y lograr la calificación. Una de las posibles reapariciones que sería importante por el funcionamiento de su equipo sería la de Rubens Sambueza, el jugador desequilibrante que mete en problemas al rival con su entrega y espíritu de pelea y desespera a cualquiera, además de que es un jugador que alimenta de balones a los delanteros. Otro punto que puede ser importante es que el técnico del América saque provecho de las rabietas de los jugadores Michael Arroyo y Miguel Layún, que le reclamaron porque los sacó del partido ante los Pumas, y en muchos casos no se trata de indisciplina sino de ese deseo de pelear los 90 minutos con sus compañeros en busca del triunfo y eso es lo que necesitan las Águilas, ya que van a enfrentar al rival más difícil que se pudieron encontrar en esta ronda, además, Moisés Muñoz, seguro que es el líder de la defensiva, ya que es de los jugadores que han mantenido su nivel y ha evitado no menos de dos o tres goles como sucedió el miércoles pasado. Se supone que en esta oportunidad el técnico de las Águilas no va a inventar y echará mano de la alineación que lo llevó a instalarse en la cima de la calificación general y que está comprometido con su afición para vengarse de los Pumas que le han ganado en dos ocasiones consecutivas. Universidad, dirigido por Memo Vázquez, no sólo llega con la moral por las nubes, sino que por fin encontró la fórmula para desempeñarse en la cancha, y a pesar de que no van a contar con su arquero Alejandro palacios, en cambio tendrán a un novato en el arco, Alfredo Saldívar, quien ha mostrado temple y no le tiene miedo a nada ni a nadie. Todos los jugadores que ha utilizado el técnico del UNAM se encuentran en condiciones con tres líderes que conducen al equipo, Darío Verón en la defensiva, David Cabrera en la media y el goleador Eduardo Herrera en la delantera, además del resto de los elementos, especialmente el relevo de oro, Daniel Ludueña, que derrotaron al América y que tienen la mira la calificación. Y en la Sultana del Norte a las 19 hrs. los Tigres tienen una gran oportunidad de calificar si hacen valer ese gol de visitante que sacaron de Pachuca, el “Tuca” Ferreti tiene uno de los mejores planteles del futbol mexicano, y de no lograr su calificación sería un gran fracaso, y no es difícil que eso pueda suceder, ya que Enrique Meza tiene un equipo con esa combinación ideal de juventud con jugadores talentosos y la experiencia, con elementos que son “viejos zorros” en Liguillas. Para mañana domingo a las 12 del día en el Nemesio Díez se espera un partido explosivo entre dos de los equipos que mejor han jugado en esta Liguilla, y de hecho en todo el torneo: Toluca y Jaguares. Los de Saturnino Cardozo no deben confiarse, si tomamos en cuenta que los chiapanecos tienen un equipo bien balanceado a la defensiva y a la ofensiva. Por la noche a partir de las 19 horas el Atlas recibe al Monterrey, que ya podrá contar con su goleador Dorlan Pabón para formar esa pareja explosiva con Humberto Suazo, sin descartar la presencia de César Delgado, Neri Cardozo, Lucas Silva, Jesús Zavala en la media acompañados en la contención por Severo Meza y en la defensa Efraín Juárez, Hiram Mier, Jefferson Medina y Efraín Velarde. Sin embargo, cuidado con los rojinegros, que en su casa deben superar lo realizado en Monterrey y aprovechar las oportunidades de gol, sobre todo Maikon Leite, quien anduvo errático en el partido pasado, pero debe aplicarse, en caso de no ser así, ahí estará Edy Brambila, quien se vio bien por la derecha durante los minutos que juego, en tanto que Luis Caballero sabe que si afloja su técnico Tomas Boy tiene a Enrique Esqueda. Este equipo tapatío cuenta con una de las mejores líneas medias con Juan Carlos Medina, Aldo Leao, Rodrigo Millar y Alfonso González. Todo hace pensar que la mesa está puesta para los rojinegros.