Con la tecnología de Google Traductor

Tijeretazos y machetazos. Shanik Berman

ESTO

27, febrero 2015 - 11:19

27 febrero 2015. Shanik Berman

AGUSTÍN ARANA: “TENGO PASTORES ALEMANES, CABALLOS Y TENÍA UNA PUERQUITA QUE LLEGÓ A PESAR 250 KILOS, MURIÓ Y LA ENTERRAMOS, POR SUPUESTO NO NOS LA COMIMOS”.
-Agustín Arana, empieza la telenovela “Amores con Trampa” el 2 de marzo, en cuanto se acabe “Mi Corazón es Tuyo”, a las 8:20 de la noche. Y Agustín Arana tiene un personaje que se llama “Florencio”.
“Soy un ranchero con billete que tuvo ahí una historia con la familia Carmona, lo cual me va a salir natural porque yo crecí en ranchos, soy de Orizaba, Veracruz; luego crecí en la ciudad de México pero, bueno, toda mi vida estuve pegado al rancho, con mis abuelos, con mis papás, y en la novela llego a mover algunos tapetes con la familia del rancho, en donde está Luz María Aguilar, África Zavala, donde están todos ellos, los Carmona y estoy feliz que Emilio Larrosa se fije en mí”.
-Agustín Arana, ¿sigues casado con Soraya?
“Nunca me he casado pero estoy con mi relación muy bien”.
-¿Con Soraya?
“Sí”.
-¡Ah, qué bueno! Ya llevan como diez años, ¿no?
“Yo creo que hasta un poco más por ahí, pero yo pierdo las cuentas muy fácil, no la del dinero pero sí la de las fechas”.
-¿Y cuando vivías en el rancho en Orizaba tenías animales, como los animales que vas a tener en la novela?
“¡Toda la vida y hasta la fecha!”
-¿Qué animales tienes?
“Yo tengo un criadero de pastor alemán. No soy vendeperros ni nada, son de defensa, son de guardia y protección, obediencia, etcétera. Pero no soy una persona que esté cruzando perros y lucrando con ellos, porque me preocupa mucho el destino de los animales. Soy pro naturaleza y todo”.
-¿Cuántos perros tienes?
“Debo de tener como 14 pastores alemanes. He llegado a tener más pero, ahorita, ya la situación… busco irme más tranquilo porque, volviendo al punto, me preocupa dónde terminan…”
-¿Y tú los educas?
“Yo los entreno. Soy entrenador desde hace muchos años. También tengo dos caballos y tenía una puerquita”.
-¿En tu casa todos?
“Sí, porque de hecho, estoy en una zona en las afueras porque  aquí en la ciudad me corren. Entonces, me tengo que ir a las afueras, en algún lugar donde se permita”.
-¿Y qué dice Soraya de que llega a su casa y hay diez perros pastor alemán?
“No, no. No podría estar con una persona que no comparta conmigo mis gustos, ¿no?”.
-¿Y tienes hijos chiquitos?
“No, no, no. Eso sí no, no tenemos hijos, puros animales”.
-Puros animales. Pero, ¿para qué la puerquita?
“La puerquita la rescatamos de una situación ahí extraña, pero bueno, tristemente hace como un par de semanas murió, después de seis años de estar con nosotros”.
-O sea que ya era una puercota.
“Sí, como de 250 kilos, una monstruosidad”.
-¿Y se la comieron?
“No, no, no, ¿cómo crees? La enterramos y la gente que iba de repente a trabajar a la casa por alguna razón decían ¿y pa’ cuando es la pachanga?’ y yo les decía ‘no, no se va a comer esa puerquita’ -se llamaba Lola- ‘no se come’. ‘No, yo no le estoy pidiendo que me invite, nada más dígame para cuándo’. ‘No, no va haber pachanga’. Por eso aquí en “Amores con Trampa” me voy a identificar mucho con todos los animales que va a haber por ahí”.
-No bueno, ¿hasta vas a llevar a los tuyos?
“No necesariamente. Es más fácil que yo me rapte alguno de estos que traer alguno”.
-¿Y eres de los que recogen a los animales si ves que les pegan o algo?
“¿Sabes? Soy defensor de los animales, estoy en contra del maltrato animal por completo pero, desgraciadamente, a veces no puedes estar recogiendo perros por la vida porque es el cuento de nunca acabar. A veces dices, vengo en carretera y al ver al perrito me paro y  les hablo, pero los perros salen corriendo después, a lo mejor está feo lo que voy a decir pero,
puede que le vaya mejor si pasa un carro y lo lanza que la vida que está teniendo, que estás viendo que está en los huesos, lleno de sarna, buscando comida; pobrecito. Y aquí en México es caótico; es un problema la  cultura canina. Entonces es algo que no vas a poder…”.
-Oye, ¿y no vas a tener hijos?
“Pues a lo mejor sí, pero de momento no. En alguna etapa de mi vida llegarán, por lo menos uno o dos, me encantaría. Yo soy súper niñero”.
-¿Y vas a sacar a los pastores alemanes de la casa?
“No, yo creo que los niños se van a tener que acostumbrar a convivir con animales porque si no, entonces, se van a un orfanato. No, no, no. Imagínate, nacen ahí conmigo pues, entonces, yo creo que el convivio y  nada más que logre construir responsabilidad y sensibilidad en un niño que crecer con animales, está comprobado.
-Y bueno, aparte en “Amores con trampa” hay unos animales enanitos, una cabrita…
“Hay un puerquito, uno de esos ‘mini pigs’ que cada que pasa me lo quiero llevar. Pero voy a esperar a que acabe la novela para ver si nos lo raptamos”.
-Y la novela va a durar como seis meses, ¿no?
“Sí va a durar, no sé el tiempo exacto, pero pues, el señor Emilio Larrosa siempre nos sorprende con historias que atrapan  por la comedia, por el melodrama”, concluyó Agustín Arana, que comienza el 2 de marzo, 8:20 de la noche, por el Canal de las Estrellas, “Amores con Trampa”.