Con la tecnología de Google Traductor

Minuto 45. Teodoro Cano

Itzel Ubiarco

27, enero 2015 - 11:38

27 enero 2015. Teodoro Cano

DESPUÉS de tres jornadas los equipos que están en plena lucha por no descender han mostrado que no va a ser fácil salir del problema a pesar de que los tres últimos ocupantes en la tabla de cocientes no han perdido, especialmente el Veracruz que se ha colocado en el primer lugar de la tabla general con siete puntos, producto de dos triunfos y un empate. Los dirigidos por Carlos Reinoso ganaron en la primera jornada como visitantes 2-1 sobre Santos y luego aprovecharon sus dos encuentros como locales al vencer al Puebla de Cuauhtémoc Blanco 3-1 y empataron con Cruz Azul el sábado pasado sin goles, tres rivales complicados que ya los superaron y habrá que ver como arranca la jornada cuatro al visitar al alicaído Monterrey que no se ve cómo pueda levantar después de su pobre actuación frente al equipo de La Laguna que despertó y lo goleó 4-1.
Pero no se puede dejar a un lado a otros dos equipos involucrados en la lucha por no descender, Guadalajara y Universidad de Guadalajara que el domingo pasado ofrecieron uno de esos partidos en los que los jugadores que saltaron a la cancha jugaron al máximo, no sólo con buen planteamiento de ambas partes, sino con velocidad en su accionar, con esa garra y ese coraje que deja muy en claro que no van a ser presas fáciles de continuar por ese camino. Ambas escuadras tienen cuatro puntos, y ya han saboreado el triunfo y el empate y la amargura de una derrota y seguramente que en las próximas jornadas podrán ir en ascenso y llegar a la recta final del torneo con una buena cosecha de puntos y lejos del fantasma del descenso.
Guadalajara que ha tenido un problema extra con las lesiones de jugadores importantes como fue el caso de Marcos Fabián que la semana pasada mostró que ahora sí está comprometido con el equipo para luchar al lado de sus compañeros, y con base en su talento y gran futbol buscar la salvación de las Chivas, en el encuentro del domingo salió con un tirón en la pierna Ángel Reyna que también se le ha visto muy activo para ayudar a su equipo en estos momentos difíciles, además de que Miguel Ponce se recupera de su lesión, así como Fernando Arce, son tres jugadores que estarán inactivos durante varias jornadas.
Sin embargo José Manuel de la Torre ha sabido infundir confianza a jugadores que en un principio se pensaba iban a salir del equipo, como el caso de Aldo de Nigris que ha recuperado la confianza y ha sido importante su participación en los partidos en los que ha jugado, además de elementos como David Toledo que es todo entrega de principio a fin, Israel Castro que ha entendido lo que quiere su entrenador, Giovani Hernández que respondió al salir lesionado Reyna, se espera que pronto regrese Fernando Arce que será de gran utilidad, además de Érick Torres que sigue sin entrar en ritmo del equipo en tanto que Carlos Fierro le ha dado profundidad a la ofensiva al lado de Isaac Brizuela que cada día encaja mejor en el sistema del Chepo de la Torre, sin pecar de optimistas creemos que el Rebaño va por buen camino.
Leones Negros, que ha comenzado a hacer honor a su sobrenombre con la presencia de los ecuatorianos Fidel Martínez que es una amenaza ante la defensa rival, además en cuanto se entienda con su paisano Juan Luis Anangonó se espera una delantera explosiva y la dinámica de Jonathan González, que lógicamente no están al nivel de aquellos leones negros brasileños, Jair, Eusebio y Roberto da Silva, pero se espera mucho de los “nuevos” de los cuales Jonathan es el que luce por la banda derecha no sólo en el aspecto defensivo, sino en el ofensivo, sólo habrá que esperar que su salida del partido el domingo pasado no se deba a una lesión muscular en la pierna y pueda seguir con su adaptación con un equipo que ha comenzado a dejar constancia que no va a ser un rival fácil.
El que se ve con más problemas es el Puebla, que nadie puede discutir que sus jugadores salen a “morirse en la cancha”, y que rescataron un empate frente al América, pero se debió más que nada a la falta de puntería de los delanteros que de las jugadas de gol que fabricaron fallaron cuando menos tres o cuatro, no estuvieron certeros Benedetto, Oribe Peralta y el mismo Darwin Quintero. Las Águilas de hecho presionaron de principio a fin y los de La Franja se defendieron hasta con los dientes para conservar el cero, pero nunca tuvieron ninguna posibilidad de hacer un gol al rival. El profesor José Guadalupe Cruz deberá trabajar más en su ofensiva que a pesar de tener al frente a Freddy Pajoy, Gabriel Rey y Matías Alustiza nunca tuvieron el apoyo de los volantes Michael Orozco, Luis Noriega y Flavio Santos que se preocuparon más por defender que por atacar y así va a ser muy difícil que puedan salir del último lugar en la tabla del descenso. Hasta ahora han llamado más la atención los equipos que luchan por no descender que los que quieren estar arriba en los primeros ocho lugares en busca de poder pelear por el campeonato, situación que pronto va a cambiar, cuando menos eso esperamos.