Con la tecnología de Google Traductor

Minuto 45. Teodoro Cano

Itzel Ubiarco

26, septiembre 2014 - 8:38

26 septiembre 2014. Teodoro Cano

UNA vez más el Murinho que trabaja como entrenador del Santos Laguna, Pedro Caixinha, volvió al ataque y ahora señala que los árbitros ayudan al América prácticamente en todos sus partidos. El técnico portugués da “pelos y señales” de los “favores que los silbantes le han hecho a las Águilas para que esté como líder de la clasificación del Apertura 2014 en busca del campeonato”.
Situación grave en la cual el presidente de la Liga MX Decio de María y la Comisión Disciplinaria deben abrir una investigación que ponga en claro si la actuación de los silbantes en las jugadas que ha señalado Caixinha realmente son errores como sucede jornada tras jornada o bien son con la intención de ayudar al equipo que comanda Antonio Mohamed, y si esto es una realidad se deberán tomar severas sanciones para evitar que no se llegue a pensar o comprobar, que se trata de actitud deliberada que podría llevar a considerar que no se juega con limpieza. Una situación que pone en tela de juicio la honradez de la Liga MX. Lógicamente mucho tendrá que ver la reacción de los dirigentes de las Águilas que de ninguna manera deben quedarse callados ante grave acusación.
Caixinha con su declaración de ayer, en busca de justificar la razón por la cual su equipo no ha tenido la regularidad que debería tener si tomamos en cuenta que el plantel con el que cuenta el portugués es como para tenerlo en la pelea por el liderato general, hace pensar que su actitud bien podría ser para “curarse en salud” si su equipo no logra estar en las finales.
También involucra a la Comisión de Árbitros al mencionar que de los nueve partidos le han repartido al América a cinco silbantes al reafirmar que sólo han tenido seis árbitros en diez jornadas. El entrenador portugués se envalentona y dice que da la cara y no tiene empacho en dar a conocer su “extenso análisis” de lo que pasa en el América, el cual seguramente le preocupa mucho debido a que no habla de otros equipos “beneficiados” por los árbitros, incluido su propio equipo.
Pero, veamos el profundo análisis presentado por Caixinha:
“Primer partido: ganan en León con gol legítimo anulado a León, mientras que marcan dos penales en contra sin amonestar; Jornada dos contra Xolos: pisotón de Sambueza que no fue marcado, falta de Guerrero siendo último hombre, es amonestado cuando ameritaba la roja, gol de Jiménez con previa falta sobre Uriel Álvarez, gol de Peralta en fuera de lugar en la fecha tres; Jornada cuatro: no se marca penal a favor de Tigres, falta de Peralta previa a gol de Layún. En la seis contra Jaguares, falta de Goltz de penal que no se marca. En la ocho contra Leones Negros: falta de Sambueza de amonestación, falta fuerte de Goltz sin tarjeta amarilla, agresión de Paúl Aguilar que era penal y expulsión que no se marcó, codazo de Peralta sin falta, pisotón de Sambueza sobre Crosas; jornada nueve ante Pachuca: a Alustiza le hacen un jalón en los linderos del área sin marcar falta, fuera de lugar de Arroyo que no se marca y termina en gol, Muñoz comete penal y no es marcado”.
No quisimos dejar pasar este señalamiento de Pedro Caixinha, que al final de la conferencia dejó en claro que sólo espera que esta noche salten a la cancha dos equipos con todo para sacar los puntos en espera de que el árbitro “sea el tercer equipo que venga a hacer su trabajo y nada más”. Por cierto que en el análisis del técnico del Santos tiene buena calificación Luis Enrique Santander, incluso mencionó: “Nos da mucha alegría saber que Luis Enrique Santander es el próximo árbitro y no está con ninguna situación de estos nueve partidos en los que en siete han sido claramente (los integrantes del América) beneficiados”.
El remate de las declaraciones de Caixinha pone una vez más el dedo en la llaga como para dejar muy en claro que está convencido plenamente de que el América recibe ayuda de los árbitros, bueno, de los que le han silbado hasta ahora, exceptuando al que les pitará esta noche, con el que salió “limpio” del que ya actuó en un encuentro de las Águilas.
Habrá que insistir que ese señalamiento de Caixinha no debe pasar por alto ya que no se puede ensuciar al futbol mexicano como lo ha hecho previo a su partido de esta noche ante el América. Y si hay realmente algo que demuestre que “esa ayuda” es intencional, tomar medidas drásticas, pero en caso contrario, Pedro Caixinha tendrá que limpiar su imagen que de todos saben es conflictiva.