Con la tecnología de Google Traductor

Tijeretazos y machetazos. Shanik Berman

Itzel Ubiarco

26, septiembre 2014 - 8:31

26 septiembre 2014. Shanik Berman

-CARMEN Salinas, me quedé de a mil porque dijeron que habían entrado a tu casa, que te habían asaltado y que habías sacado una pistola.
“Están muy equivocados, no es así. Me contaron del asalto que sufrió la señora Silvia Pinal y me preguntaron que si a mí no me habían asaltado en mi casa y dije que una vez intentaron meterse a mi casa a las tres de la tarde y estábamos mi sobrino Fernando y yo y el ladrón tenía la mano metida en la puerta con una pistola y también había metido el pie pero como nosotros estábamos empujando la puerta no podía accionar el arma y entonces yo agarré y le di un pisotón con toda mi alma y sacó el pie y la cerramos la puerta, pero no alcanzó a entrar, desde entonces y por eso tengo seguridad aquí afuera, tengo policías uniformados cerca de la casa para que vigilen las dos calles por donde vivo, pero no entraron aquí, me asaltaron en Las Lomas, cuando me quitaron el reloj”.
Pero, entonces ¿tú nunca sacaste una pistola para asustar al ladrón?
“No saqué la pistola porque a mí nunca me gustaron las armas, yo nunca le compré a mi hijo juguetes bélicos. Además, aquí también tengo a ‘La Prieta’, que es comandante de la PGR, ella trae hasta cuerno de chivo y vive en mi casa y me protege”.
Y ¿qué vas a hacer con tanta sexoservidora que hay en la esquina de tu casa?
“Ellas están como a cinco, seis cuadras. A ellas hay que dejarlas trabajar, a las niñas del salón de belleza hay que dejarlas trabajar y además son niñas vestiditas, entonces, hay que dejarlos, son chiquillas pero boquetonas”.
-¿Entonces son hombres vestidos de mujer?
“Sí”.
-Pero parecen mujeres…
“Están hermosas y aquí hay demasiadas”, concluyó Carmen Salinas.