Con la tecnología de Google Traductor

Pausa de los dos minutos. Gildardo Figueroa

Itzel Ubiarco

23, septiembre 2014 - 10:55

23 septiembre 2014. Gildardo Figueroa

Seattle confirma su calidad de campeón. El Juego de la Semana 3 fue la repetición del Super Bowl, entre Denver y Seattle. El resultado fue muy distinto, no fue una paliza, sin embargo los Halcones Marinos volvieron a demostrar superioridad y tuvieron la ventaja 17-3. Pero en esta ocasión, Peyton Manning sí pudo hacer lo que nos tiene acostumbrados, aunque no fue suficiente.
La muestra más clara es que Manning movió la ofensiva de los Broncos 80 yardas en tan sólo 41 segundos, incluso se dio el lujo de dejarle tiempo en el reloj a Seattle, 18 segundos. Lo que hizo este mariscal de campo leyenda fue simplemente impresionante.
Con trayectorias simples y cruzadas, en la que el receptor abierto cortaba hacia el poste, mientras que el receptor interior o el ala cerrada esperaban y buscaban el “fade”, así encontró en un bombazo a Emanuel Sanders y posteriormente al cerrado Jacob Tame para empatar el partido y mandarlo a tiempo extra.
Seattle se había visto muy superior, incluso con una intercepción sobre Manning en el cuarto cuarto. Pero los Broncos respondieron con el corazón después de que no habían rebasado el medio campo desde que anotaron un gol de campo en el primer cuarto. Fue la defensiva la que comenzó esta reacción con un safety y una intercepción en el cuarto lapso, y cada pase se veía más cerca de ser interceptado que completo.
Los Halcones Marinos ganaron el volado para iniciar el tiempo extra y eligieron recibir el balón. Desde su propia yarda 20, Russell Wilson organizó una serie ofensiva larga, consistente, que consumió el reloj y acabó por completo con una defensiva de Denver que ya estaba cansada para esos momentos. Fueron acarreos propios, algunos de “Beast Mode”
Marshawn Lynch, algunos pases cortos y seguros a Percy Harvin, pero fue una serie metódica que fue minando la esperanza de Denver para culminarla con el touchdown de Lynch que terminó el partido.
Quedaron dos cosas muy claras en Seattle el domingo: 1) que los Halcones
Marinos es el equipo campeón y sigue siendo el gran favorito para
repetir el título y 2) para que alguien pueda ganar en el Century Link Field de Seattle, se requiere algo más que actos heroicos de últimos segundos por un “quarterback” leyenda, se necesita un triunfo de equipo

*Alrededor de la NFL
Veo focos rojos en San Francisco. En sus tres partidos, los 49s han mostrado cosas buenas, pero han permitido que Dallas, Chicago y Arizona, que a pesar de ser tres equipos buenos no son contendientes, los tres dominaron a San Francisco.
Creo que los Pieles Rojas de Washington ya encontraron mariscal de campo para el futuro. Desde sus épocas colegiales en Michigan State siempre he dicho que Kirk Cousins es un pasador talentoso. Con todo y que los Pieles Rojas perdieron en Filadelfia, sus 427 yardas de visitante son muy buenas, a pesar de unos cuantos pases fuera de lugar que pueden ser corregidos fácilmente.
Será la temporada de despegue de Andrew Luck, la primera selección global del Draft 2012. Si bien despedazó a un muy mal equipo de Jacksonville, tiene su mérito lanzar cuatro touchdowns en cualquier partido en la NFL. Pittsburgh encontró por fin un buen ritmo y todo de la mano de Ben Roethlisberger, mientras que Cam Newton y Carolina me decepcionaron enormemente, su ofensiva no produjo nada y le faltó explosividad en el
ataque terrestre.