Con la tecnología de Google Traductor

Minuto 45. Teodoro Cano

Itzel Ubiarco

21, octubre 2014 - 8:54

21 octubre 2014. Teodoro Cano

QUÉ lástima que no le perdonen nada a José Manuel de la Torre, que le ha echado valor al tomar las riendas del Guadalajara para poder sacarlo de la crisis en que se encuentra.
El Chepo tuvo unos cuantos días para trabajar con las chivas, y después de la derrota en su primer partido el sábado pasado ante el León, no han faltado las críticas debido a que no pocos pensaban que iba a llegar con su varita mágica a conseguir un triunfo y perfilarse rumbo a la recuperación de un conjunto que se encuentra con tremenda presión después de 12 jornadas y en el penúltimo lugar con sólo 10 puntos.
Pese al poco tiempo de trabajo no hay duda que José Manuel de la Torre logró imprimir su sello en el equipo que desde el minuto inicial salió a presionar al rival desde la salida y lógicamente se notó que le hace falta fondo físico a los jugadores, ya que el esfuerzo es mayor, pero eso no se logra de la noche a la mañana, lo importante es que se ha entendido lo que quiere el Chepo y no hay duda que en los próximos encuentros las Chivas van a mejorar en todos los aspectos.
Claro que habrá que trabajar mucho en esa defensiva, que en el primer gol, al minuto 13, no llegó a tiempo para marcar a Sabah, quien aprovechó un centro de Elías Hernández para tocar a la entrada Boselli, quien anotó sin problemas. Hubo una buena reacción de los jugadores rojiblancos, que comenzaron a ir al frente para pelear el esférico en el terreno de los esmeraldas, incluso Gerardo Rodríguez tuvo una oportunidad de oro para empatar el marcador pero no pudo rematar de cabeza en seco ante el marco y se escapó el balón a la derecha, pero fue gracias a una buena combinación de esa línea media que utilizó José Manuel con Israel Castro, Carlos Salcido y Fernando Arce.
Producto de que las cosas comenzaban a caminar bien para el Rebaño Sagrado llegó el gol de la igualada por conducto de Néstor Vidrio, quien se fue al ataque y aprovechó un pase hacia atrás de Omar Bravo para rematar con potencia casi en el ángulo. Un primer tiempo en el que vimos a las Chivas ordenadas y que peleaban el balón con idea al presionar al rival. Quedó claro que en esos primeros 45 minutos se vio la mano del Chepo con Antonio Rodríguez en la portería; en la defensa, Vidrio, Kristian Álvarez, Hedgardo Marín y Gerardo Rodríguez; en tanto que adelante estuvieron Fierro, que jugó todo el tiempo cargado a la banda derecha, con Omar Bravo y Giovani Hernández, que poco pudo hacer, de ahí que en la segunda parte saliera para dejar su lugar a Ángel Reyna.
El gol que le dio el triunfo al León fue una genialidad de Elías Hernández, quien cada día luce mejor y es el alma de la ofensiva de los esmeraldas, en esa acción por la derecha fintó a Gerardo Rodríguez y jaló con la derecha el balón para tener espacio y mandar un centro exacto en la llegada de Carlos Peña, quien remató de cabeza.
Hubo dos movimientos más de las Chivas al entrar Aldo de Nigris y Jorge Enríquez, quienes aguantaron bien hasta el final, pero volvió a surgir la falta de profundidad a la ofensiva, y si acaso vimos un disparo fuera del área de Reyna, que pasó junto al poste izquierdo en lo que parecía un golazo.
Claro que el León no pasa por un buen momento, pero nadie discute que realizó un gran esfuerzo frente a un Guadalajara que mostró otra actitud con orden en busca de recuperar el balón en campo contrario, pero para llegar a lo que le gusta a José Manuel la Torre se necesita, además de mucho trabajo, paciencia. Entendemos que urgen los triunfos, pero insistimos, el Chepo no puede cambiar el accionar del equipo de la noche a la mañana, pero no dudamos que el cierre del equipo en lo que resta del torneo va a ser favorable, sobre todo si tomamos en cuenta los chispazos que mostraron bajo la forma como le gusta a José Manuel de la Torre que jueguen sus equipos, con buen toque, con orden y gran actitud para ir a apretar en la salida al equipo. Por supuesto que el trabajo se va a centrar en lo que ya se sabía, en fortalecer el cuadro bajo y en mejorar notablemente la ofensiva.
Por otro lado, a cuatro jornadas de que finalice la temporada regular ya está calificado el América. Le sigue el Toluca, que hizo un partido casi completo ante el Atlas para vencer 2-0 con actuación sobresaliente de Isaac Brizuela. Por lo que toca a los rojinegros, mientras Tomas Boy no quiera inventar, seguro que estará en la Liguilla. Se viene el Clásico del Norte, en el que luce como fuerte favorito Monterrey ante los Tigres, dos cuadros que basan su fuerza en el aspecto defensivo al estilo de sus técnicos Carlos Barra y “Tuca” Ferretti. Cruz Azul se salió de la zona de calificación y la verdad es que ya no sabe uno qué esperar de los celestes. Pachuca va hacia arriba y se puede pensar en que calificará a cuartos de final. De ahí en adelante, es un volado saber si llegan o no Jaguares, Santos y Tijuana, que está cerca.