Con la tecnología de Google Traductor

Minuto 45. Teodoro Cano

María Vega

21, febrero 2015 - 11:05

21 febrero 2015. Teodoro Cano

DOS Clásicos apasionantes que acapararán toda la atención de los aficionados en la jornada siete, en la que hay otros encuentros atractivos, pero seguramente nadie quiere perderse el duelo de esta tarde en el estadio Azul entre el líder invicto Cruz Azul y Guadalajara, que lucha con el alma para conseguir los puntos que lo pongan a salvo del descenso. Y para mañana nada menos que ese duelo por el orgullo entre los Pumas y el América, dos juegos de los llamados de alto riesgo, pero por fortuna las porras, que ojalá y se vuelvan a llamar grupos de animación, los jugadores y la directiva han realizado una campaña para que todo ronde dentro del aspecto deportivo y hacer a un lado la violencia, dentro y fuera de la cancha, con la esperanza que todo mundo se divierta y disfrute de un buen espectáculo.
Los aficionados seguramente se frotan las manos para que esta tarde celestes y Chivas nos brinden un gran partido, ingredientes hay más que suficientes para que así sea. El equipo dirigido por Luis Fernando Tena se mantiene invicto después de seis jornadas y con la mejor defensiva, ya que sólo ha recibido un gol, fue el viernes pasado y lo consiguió Danilinho con disparo violento al que no le pudo hacer nada Jesús Corona; sin embargo, la Máquina celeste derrotó a Querétaro 2-1. Es cierto que aún le hace falta al equipo cementero ser contundente frente al marco enemigo, si tomamos en cuenta que sólo ha anotado cinco veces.
Sin duda alguna que este encuentro va a ser muy difícil para el Guadalajara, que, repetimos, está urgido de triunfos para alejarse del fantasma del descenso, y tendrá que sublimarse si es que quiere salir bien librado esta tarde ante Cruz Azul, que saldrá con una alineación en la que la gente del cuadro bajo se ha consolidado con Jesús Corona en la portería, en la defensa destaca el trabajo de los centrales “Maza” Rodríguez y Julio Domínguez, en tanto que por los laterales Gerardo Flores y Fausto Pinto han  recuperado su gran forma, Flores por el lado derecho, por donde en cuanto tiene oportunidad se va al frente para convertirse en un atacante más, en tanto que Fausto en menor grado también es de los que, además de realizar su trabajo defensivo, también gusta de ir al frente.
Los volantes también están en gran ritmo con Gerardo Torrado, que es el líder en la recuperación y se entiende a la perfección con un ex chiva, Xavi Báez, quien se ha convertido en un hombre de confianza del entrenador Luis Fernando Tena. Por el lado izquierdo veremos a  Alejandro Castro, en tanto que Christian Giménez  estará hacia el frente para apoyar a Joao Rojas y Alemao Junior. No sería nada difícil que el técnico dejara en la banca al “Chaco” como relevo y poner de inicio a Mauro Formica para acompañar a Joao Rojas y Alemao Junior.
Un obstáculo difícil de salvar pero no imposible y seguramente José Manuel de la Torre también buscará dar continuidad a una alineación y se espera que salten a la cancha Luis Michel, en la defensa Raúl López, Jair Pereira, Carlos Salcedo y Carlos Salcido, en la media a David Toledo, Israel Castro en la contención para respaldar a los ofensivos Giovanni Hernández y la reaparición de Marco Fabián para alimentar de balones a Isaac Brizuela y Omar Bravo, con un Aldo De Nigris que está ya en ritmo en espera de tener minutos ante Cruz Azul. Sin duda alguna un choque bravo por la situación de ambos equipos.
Para  mañana a las doce del día otro duelazo en el que todo indica que el espectáculo está garantizado, con un cuadro de Universidad que quiere utilizar al campeón América como plataforma de lanzamiento y ya proyectarse a partir de este juego hacia la calificación. Tampoco la van a tener fácil los dirigidos por Memo Vázquez, que también lucha por mantener un mismo cuadro, de ahí que no habrá grandes cambios en lo que ha jugado hasta ahora con Alfredo Saldívar en la portería, en la defensa Javier Cortés, Gerardo Alcoba, Darío Verón y se espera que Luis Fuentes esté ya listo para reaparecer, de no ser así veríamos a Jesús Gallardo en al media y quien en el partido de Copa de media semana dejó constancia que es confiable, y que sería su prueba de fuego ante el América.
Un equipo local que contará con la dinámica en la media cancha de Van Rankin y el talento de David Cabrera y hacia la ofensiva a Ismael Sosa, que le han dado libertad de movimiento al frente, de ahí que se le vea por la derecha, por la izquierda o por el centro para hacer contacto con Eduardo Herrera y Dante López. Un equipo que ha dejado en claro, con sus declaraciones, que las Águilas serán desplumadas.
Claro que no van a tener a un equipo fácil,  Gustavo Matosas ha logrado tener una alineación confiable a pesar de las bajas de Darwin Quintero y Michael Arroyo. Quizá falte mayor concentración en la defensa en donde estarán Ventura Alvarado, Paolo Goltz, Pablo Aguilar y Miguel Samundio, quien está en plan ascendente no sólo en la marca sino en el ataque. En la media con Paúl Aguilar  y Cristian Pellerano para apoyar a Osvaldo Martínez por el centro, Rubens Sambueza con libertad de movimiento y al frente Dario Benedetto y Oribe Peralta, dos jugadores que, para nadie es un secreto, son un verdadera amenaza para el portero rival. Otro duelo de esos de pronóstico reservado.